Las asociaciones Proexport y AMOPA, en representación del sector productor y comercializador de lechuga española y otras hortalizas de hoja, acaban de decidir por unanimidad la destrucción masiva de lechugas como medida de gestión de crisis, ante una situación calificada como catastrófica con precios por los suelos durante toda la campaña.

«Nunca habíamos tenido precios tan bajos durante tanto tiempo. La media actual ronda los 2 euros la caja cuando el precio habitual y razonable debería ser de 4,5 euros la caja. Son precios irrisorios que no alcanzan a cubrir ni de lejos los costes de producción», explica Fernando P. Gómez, director general de Proexport.

«Es una decisión muy difícil de tomar por todo el trabajo dedicado detrás de la producción y por tantas familias que viven de ello, pero la situación es de completo hartazgo por parte de todo el sector, y estamos ante una verdadera ruina para los agricultores», asevera.

De acuerdo con el representante, los agricultores procederán a la destrucción de lechuga iceberg principalmente sin esperar a recibir fondos, tratando de rebajar los volúmenes entre un 30% y un 50% ante la alta presión que están ejerciendo las cadenas de distribución, sobre todo alemanas, en la coyuntura actual derivada por las alteraciones meteorológicas, que han acelerado la producción hasta veinte días y que también podría precipitar el final de campaña.

«Las cadenas de distribución están demostrando una grave falta de ética ante la situación que vive el campo. También es cierto que la tendencia en el país germano, como en otros países europeos, de plantar sus propias hortalizas en sus jardines está pesando cada vez más en nuestra exportación a estos países».

Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here