La Prefectura refuerza intervención en la zona baja y ajusta presupuesto para realizar tareas emergentes.

Las parroquias Manuel de J. Calle y Pancho Negro, del cantón La Troncal, provincia del Cañar, están en estado de emergencia a causa de los problemas que ocasionan la etapa invernal.

Zonas cercanas a los esteros y a los ríos Cañar, en Pancho Negro y Bulubulu, en Manuel de J. Calle, resultaron afectadas por inundaciones que han puesto en riesgo extensas zonas de cultivo; aunque, según indicó el prefecto Santiago Correa, el efecto ha sido menor que en años anteriores debido a la construcción de los dos proyectos de control de inundaciones en esa jurisdicción.

La declaratoria de emergencia se dio de parte de las juntas parroquiales de Manuel de J. Calle y Pancho Negro, las cuales al asumir este estado exhortan a la Prefectura y a otras instituciones públicas a realizar una intervención inmediata en las zonas afectadas.

El prefecto indicó que los cauces que están dando problemas son los que alimentan los ríos Bulubulu y Cañar. Informó que hay algunas familias afectadas, aunque éstas no han salido de sus viviendas.

La afectación mayor es al sector productivo porque hay sitios que permanecen aislados por la destrucción de dos puentes, en las zonas de San Eduardo y El Ají.

En un recorrido que hicieron algunos técnicos del Gobierno Provincial del Cañar se constató que hay plantaciones de cacao, banano y arroz que se están perdiendo, a causa de las inundaciones.

Intervención

El Gobierno Provincial del Cañar cuenta con un equipo caminero en La Troncal, pero éste no abastece la demanda de la ciudadanía que solicita limpieza de canales, dragado de ríos y esteros, mantenimiento vial, construcción de pasos de agua, y además limpieza de deslaves en la zona baja del cantón Cañar, concretamente en Chontamarca, San Antonio de Paguancay y General Morales.

La maquinaria que dispone la Prefectura no es suficiente para intervenir y solucionar problemas de la magnitud que se han generando estos días, por ello se requiere reforzar los frentes de trabajo, subrayó Correa.

Técnicos de la Prefectura evaluarán este día los daños ocasionado en la zona baja del Cañar con el fin de realizar un informe técnico que justifique el desembolso de recursos para ejecutar obras emergentes para mitigar los efectos de las lluvias.

El pasado jueves, el prefecto Santiago Correa se reunió con moradores del sector de Playa Seca y dirigentes de otros sectores, que pidieron la intervención del Gobierno Provincial para la construcción del muros de escolleras, reparación de pasos de agua y construcción de puentes.

Durante el 2015, la Prefectura realizó obras de prevención como limpieza de canales, pero sin embrago, dueños de propiedades habrían tapado los canales con el fin de desviar el agua hacia otras zonas.

 

 

 

Fuente: El Mercurio | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here