La Asociación de Fabricantes de Alimentos y Bebidas (Anfab) actualizó las cifras sobre el impacto de las medidas en el sector. Las que este Diario publicó ayer corresponden al proyecto de ley original.

La ley aprobada, en vigencia, establece un impuesto de 18 centavos por cada hectogramo de azúcar que contengan las bebidas con más de 25 gramos de azúcar por litro, así como el 10 % de impuesto a las bebidas gaseosas sin azúcar o con contenidos de azúcar menores a este límite”, dijo Christian Wahli, presidente ejecutivo. Las estimaciones actuales señalan una probable caída en ventas de alrededor de 25%, consecuencia de este incremento impositivo.

Un efecto de esta caída abrupta en los volúmenes de ventas, que advertimos oportunamente, es la potencial reducción de 1.400 plazas de empleo directas, 6.100 puestos indirectos, así como la grave afectación a 12.000 pequeñas tiendas cuya operación depende en gran medida de la venta de bebidas gravadas con este impuesto.

 

 

 

Fuente: Expreso | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here