La declaración de que Ecuador es un país libre de fiebre aftosa, por medio de las campañas de vacunación, es un logro que permite a la ganadería del país mirar más allá de las fronteras. A esto se une que la demanda mundial de carne sigue creciendo con niveles incluso superiores al de la producción. Lo que anticipa que seguirá siendo un negocio rentable. Pero para sacarle partido, la ganadería ecuatoriana debe desarrollar su cadena de valor.

La demanda mundial anual de carne aumenta con una tasa del 1,3 % desde 2007 a 2050, mientras que el crecimiento de la producción agropecuaria en ese mismo lapso de tiempo es de un 1,1 %. Ecuador podría sumarse a los proveedores mundiales de carne pero falta establecer un sistema de calidad o estándares, obligatorios, además de mejorar el volumen de producción que permita desarrollar la economía de escala y unos costos que fomenten la competitividad, según el estudio de Espae.

 

Fuente: Expreso | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here