Gracias al trabajo de adaptación de variedades y manejo impulsado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), un grupo de agricultores logró producir frutillas en el noroeste de la provincia de San Juan. Iglesia es un departamento ubicado en el noroeste sanjuanino, justo al pie de la Cordillera de los Andes, donde no se creía posible la producción de frutilla debido a las condiciones agroecológicas.
Como consecuencia de la tarea de adaptación realizada por el Inta, el cultivo hoy constituye una alternativa de diversificación para 12 agricultores que cosechan las frutas y le agregan valor a partir de la elaboración de dulces que venden a los turistas.
“El cultivo empezó como pequeños ensayos para demostrarles a los productores que el cultivo era posible”, aseguró María Teresa Fernández, del INTA Iglesia.
En esa línea, destacó los ensayos a campo llevados a cabo desde el instituto para conocer las variedades que mejor se adaptaban a la zona y las tecnologías que permitieron su producción.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here