La temporada peruana de cebolla dulce está llegando a su fin, y, a pesar de los efectos de El Niño, ha sido satisfactoria para el productor KeyPerú. “Ha sido una buena temporada. No hemos tenido el rendimiento que esperábamos, pero la calidad es excelente”, explica Miguel Ognio, de KeyPerú. “Las condiciones meteorológicas han sido buenas, aunque no excelentes, porque hemos tenido que enfrentarnos a El Niño, y la meteorología ha sido muy cambiante. Las tierras altas del país también han resultado afectadas por la lluvia y la nieve”.

KeyPerú únicamente exporta las cebollas de sabor suave (“Sweet Onions”) dulces de Perú. Son las cebollas dulces las que tienen la demanda en el los mercados foráneos. Sus mercados principales son Estados Unidos, que recibe el 70% de las exportaciones totales, y la diferencia esta destinada a los mercados de Europa, especialmente Holanda. También tiene mercados especiales en España y Latinoamérica.

La temporada comienza en agosto y transcurre hasta enero. La competencia es siempre una preocupación, sin embargo, según afirma Ognio: “Los otros países productores de cebollas no tienen las condiciones de agua, clima y terreno necesarias para cultivar este tipo de cebolla con sabor suave, y de sensación agradable al paladar, sin producir alteraciones en el aliento y de una digestión muy fluida”. Por ahora la, la preocupación esta centrada en lograr que Perú continúe con su desarrollo de infraestructura para facilitar aún más las exportaciones agroindustriales al mundo, que está demandando la variedad de la producción peruana.

 

 

 

Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here