Uno de los momentos más críticos de la vaca en ordeño es la etapa definida como el “período de transición”, que corresponden a los 60 días preparto y los siguientes 30 días posparto que toma parte del período de lactancia, porque se produce una baja importante en los mecanismos de defensa que tiene el animal.

Para mejorar el estado de la vaca y garantizar esa inmunidad, luego de varios años de investigación y desarrollo, el laboratorio Elanco, logró obtener un agente denominado citoquina,  Imrestor, por su nombre comercial, que actúa como un restaurador de la inmunidad sanitaria del animal, incluso, reduce en un 50 por ciento el riesgo de mastitis cuando decae la presencia de los glóbulos blancos.

Este producto, ayuda a mejorar el bienestar animal, mientras permite que  la vaca desempeñe su potencial  de lactancia, además de reducir la frustración en el manejo de la vaca enferma, explicaron los técnicos de Elanco en una reciente presentación en un hotel de Pilar, Buenos Aires.

Otro dato que aportaron los profesionales encargados de desarrollar el producto, es que reduce el empleo de los antibióticos y su aplicación se debe considerar como una inversión y no como un gasto, porque la repuesta se traduce en un mayor calidad de leche.

La acción de este preventivo, ayuda a restaurar la función inmune  y estimula  la proliferación y la diferenciación de los nutrófilos  (glóbulos blancos del tipo granulocito), células fagocíticas, que son claves para la inmunología innata. Reduce además la incidencia de mastitits, ayuda a minimizar los riesgos asociados al tratamiento de la enfermedad por la presencia  inmunosupresión.

La citoquina, es un factor estimulante de las colonias de granulocitos bovinos. Se trata de proteínas mensajeras, que regula el crecimiento y la diferenciación de células precursoras de neutrófilos (población de glóbulos blancos que atacan a las bacterias).

El suministro de este agente restaurador  en las vacas que se encuentran en “el período de transición”, restaura la función de todo el sistema inmunológico y aumenta la presencia de los neutrófilos, que son capaces de combatir un amplio rango de agentes patógenos, muy comunes en las explotaciones lecheras, inclusive a las bacterias que causan las mastitis, dijeron los profesionales a noticiasagropecaurias.com.

La citoquina, no es una vacuna porque actúa en el sistema inmune innato del animal y no sobre el adquirido. Su acción es muy efectiva por los resultados sobre la mastitis clínica periparto, dijeron los técnicos de Elanco.

El producto fue estudiado y probado en un programa clínico que se desarrollo en múltiples localidades  con diferentes características climáticas, además de diferentes prácticas de manejo. En los estudios se incluyeron a vacunos de las razas Holstein (Holando Argentino en nuestro país), y Jersey, dos razas lecheras.

Otro dato importante que aportaron los técnicos  permitió comprobar que no influye en la calidad de la leche o la  carne. El producto no deja residuos en la leche ni en la carne. Asimismo las investigaciones desarrolladas permitieron establecer que en los casos aplicados, hubo una reducción superior al 50% en la leche descartada, durante los primeros 30 días de lactación.

El empleo de la citoquina no produjo efectos adversos en el desempeño productivo del vacuno, en los componentes de la leche, tampoco en la producción diaria de leche, ni en el conteo de células y menos en la salud del ternero.

Este producto debe aplicarse en dos etapas a todas las vacas y vaquillonas en el período perpiparto. Son dos las inyecciones que se aplican en forma subcutánea. La primera se aplica unos 7 días antes del pate y la siguiente a las 24 horas pos parto. Imrestor se comercializa en Argentina, Brasil, Uruguay, México, Estados Unidos y Unión Europea

 

 

 

Fuente: Noticias Agropecuarias | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here