Ante la reactivación del volcán Tungurahua, el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) entregó  alimento para el ganado en los cantones de Penipe y Guano, de la provincia de Chimborazo, afectados por la ceniza volcánica.

De acuerdo al diagnóstico provincial levantado por técnicos en territorio, la ceniza afectó parcialmente en Penipe a 2.834 hectáreas agrícolas y 2.263 animales, mientras que en Guano a 2.349 hectáreas y 4.349 animales.

 

En las parroquias Puela, El Altar y Bilbao, del cantón Penipe, se entregó 60 fundas de ensilaje de 45 kilogramos, 29 pacas de heno, 47 fundas de melaza de 30 kilogramos, para alimentar a 1.033 bovinos.

Los técnicos de la Estrategia Hombro a Hombro, a través de las unidades móviles veterinarias en Penipe y Guano, atendieron a 134 bovinos.  

Teodoro Vega, coordinador Zonal 3, explicó que las entregas forman parte del plan preventivo ante eventos naturales y tiene como objetivo precautelar la salud de los animales.

Miguel Rivera, productor de la parroquia El Altar, destacó que “la melaza  que entrega el MAGAP, me ayuda mucho para mis animales. Tengo 10 cabezas de ganado, cuyes y un caballito; a las vacas les doy mezclado con agua y sal, y eso les ayuda a limpiar el estómago”.

Pequeños ganaderos de los sectores San Luis de Sabañag, Saguazo Cruz de Mayo, Santa Fe de Galán, La Palestina, y Cahuají Bajo, del cantón Guano, recibieron 55 fundas de ensilaje de 45 kilogramos y 19 fundas de melaza de 30 kilogramos, para complementar la alimentación del ganado de 78 familias afectadas por la caída de la ceniza.

Fredy Zurita, de la parroquia Anabá, quien recibió ensilaje, dijoque la mayor preocupación que tiene la gente del sector, cuando cae ceniza, es la alimentación de sus animales, porque de ellos subsisten diariamente; por ello agradeció el apoyo recibido con la entrega de ensilaje y melaza. “El MAGAP siempre está pendiente de nosotros”, expresó.

El ensilaje es la conservación de forraje o pasto, mediante la fermentación sin oxígeno, humedad, contaminación y luz solar, que permite disponer de alimento para el ganado en épocas de sequía o caída de ceniza, para lo que se ha capacitado a los productores.

Mientras que la melaza es un líquido espeso, derivado de la caña de azúcar que contiene hidratos de carbono, vitamina B, hierro, cobre y magnesio; sirve como laxante y suero para lavar el sistema digestivo del rumiante y evita que la ceniza ingerida se acumule en los intestinos.

Fuente: MAGAP | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here