Los agricultores de South Bay, California, están abandonando el cultivo de fresas porque se está haciendo demasiado caro y difícil de producir. Los productores citan también la falta de disponibilidad de trabajadores asequibles como otro motivo para abandonar la fruta.
Los agricultores opinan que el precio de las fresas subirá porque es un cultivo muy delicado que cada vez es más difícil de producir y cosechar. Un agricultor culpa a un sistema de inmigración quebrantado de la merma de trabajadores.

Pete Aiello es propietario de Uesugi Farms y es el antiguo director del Consejo Agrícola del Condado de Santa Clara.
«Este año vamos a colocar aquí uno de nuestros cultivos de pimiento», indica Aiello refiriéndose a un campo antes usado para cultivar fresa. Indica que el mayor problema es que no ha podido encontrar trabajadores suficientes para recolectar las fresas, que se han podrido en la planta.
Una de las cuadrillas de Aiello ahora está recolectando calabaza en Napa, en lugar de fresas cerca de Gilroy. El jueves, la cuadrilla contaba con solo ocho trabajadores cuando lo normal es que cuente con al menos trece.
La compañía de Aiello sigue cultivando algunas fresas en Watsonville. Dice que los grandes productores como Discroll’s pueden soportar la escasez de mano de obra, pero advierten de que incluso ellos están empezando a notar el aprieto.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here