Los Ríos, junto a otros Gobiernos Provinciales del país, apoyará el Plan de reactivación integral de Manabí, una de las provincias más afectadas por el terremoto de 7.8 en la escala de Richter del 16 de abril.

Así lo informó el prefecto de Los Ríos, Marco Troya Fuertes durante una reunión de trabajo realizada en el cantón Pedernales, con sus similares de Manabí, Pichincha, delegados de los Gobiernos Provinciales de Esmeraldas, Santo Domingo, el alcalde de la localidad, y técnicos en ambiente, fomento productivo, vialidad y turismo de varias Prefecturas.

Esta reunión de trabajo es el resultado del acuerdo al que llegaron los prefectos en la sesión del Consorcio de Gobiernos Provinciales del Ecuador (Congope), la semana pasada en Quito, por pedido del prefecto manabita, Mariano Zambrano.

“Estamos acá con la finalidad de ratificar y demostrar nuestra solidaridad con los hermanos manabitas en esta etapa de reconstrucción de y recuperación de las áreas afectadas por el terremoto”, expresó el Prefecto durante su intervención al instalarse la reunión de trabajo.

La idea es sumar esfuerzos con otras Prefecturas del país para reactivar, de una manera ágil, el aparato productivo de Manabí. Para eso es fundamental que la iniciativa nazca desde el territorio afectado, y sea coordinada con los actores aliados en la reconstrucción y remediación de las áreas destruidas, acotó.

Ante las dificultades económicas que atraviesa el país por la baja del precio del petróleo y la apreciación del dólar, moneda que circula en Ecuador, el prefecto Troya expresó que es fundamental unir esfuerzos para enfrentar esta emergencia. “Tenemos infraestructura, equipos, maquinaria, voluntad y ganas de ayudar”.

Añadió que en Los Ríos hay muchas familias de ascendencia manabita que contribuyen con el desarrollo fluminense, “y lo menos que podemos hacer es ser recíprocos y retribuir a Manabí ese aporte que brindan en nuestra provincia”.

El presidente del Congope y prefecto de Pichincha, Gustavo Baroja, indicó que trabajarán en ejes fundamentales y que son competencias de las Prefecturas del país como: fomento productivo, vialidad, vivienda, riego y ambiente.

Señaló que Manabí es la provincia más afectada con 16 mil casas destruidas, de las cuales se calcula que el 30%, (más de cuatro mil), está en la zona rural. En Esmeraldas y Santo Domingo de los Tsáchilas se calculan alrededor de cinco mil viviendas destruidas en la zona rural.

Desde el Congope, añadió plantearán al Gobierno una propuesta de un plan de vivienda con bambú para el sector rural, con todos los componentes de dignidad que merecen las familias damnificadas en Esmeraldas, Manabí y Santo Domingo de los Tsáchilas.

Para el fomento productivo, añadió, se requieren programas que busquen alianza con el sector privado, para la reactivación urgente de los sectores económico y productivo, y en temas de riego, vivienda y vialidad de las provincias afectadas.

La viceprefecta de Manabí, Clara Zambrano agradeció la ayuda nacional e internacional para los damnificados del terremoto, y particularmente la solidaridad con su provincia. “No estamos solos en esta reconstrucción, contamos con la ayuda ustedes”, expresó al destacar que el lema actual es: “Todos juntos por Manabí”.

El prefecto manabita reiteró la gratitud porque “todas las provincias hicieron grandes esfuerzos (por ayudar a Manabí) y llegaron solas con corazón, alma y fuerza”.

En ese sentido planteó a los prefectos que así como ayudaron en la etapa inicial de remoción de escombros, “nos digan, sobre la base de competencias, en qué nos pueden ayudar ahora”. Considera que Manabí se recuperará del desastre en cuatro o cinco años, por lo que es fundamental sentar, en estos seis meses, las bases para esa reactivación integral.

Manabí requiere atender la parte vial la cual es de 16.000 km, fuera de la red estatal; potenciar el riego y drenaje para la producción agrícola, la limpieza y el desazolve de ríos, algunos de los cuales fueron afectados por el invierno y luego por los deslizamientos de tierra, añadió.

Las Prefecturas y autoridades manabitas trabajaron metodológicamente en las mesas de: vialidad, vivienda, riego y ambiente, y fomento productivo, para definir líneas de acciones básicas que empezarán a ejecutar una vez que esté lista la programación con los lugares definidos en que intervendrá cada uno de los Gobiernos Provinciales.

La voluntad de los prefectos es unir esfuerzos para sacar adelante a Manabí, y recuperar cuanto antes los sectores productivos, los balnearios y demás zonas turísticas manabitas.

 

 

 

 

Fuente: Al Día | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here