En el marco del proyecto de cooperación “Transferencia de conocimiento y tecnología para el cultivo de uva de mesa en México y Chile con énfasis a la mitigación y adaptación al cambio climático”, realizado entre el Instituto de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias de México (INIFAP) y el Instituto de Investigaciones Agropecuarias de Chile (INIA), donde pudimos ver en directo cómo se utilizan los cobertores plásticos en la uva de mesa para enfrentar externalidades climáticas como las lluvias y heladas, e incluso como con esta tecnología a veces la productividad puede mejorar.

uva4

Delegación de INIFAP junto a profesionales del INIA en el Fundo Bellavista de Corpora Fruit en San Felipe

La visita fue realizada en uno de los fundos de la empresa Agrícola Corpora Fruit de la comuna de San Felipe en la Región de Valparaíso, quienes tienen 200 hectáreas de uva de mesa entre las variedades Thompson Seedless, Red Globe, Crimson Seedless y Autumn Royal.

Durante la visita Portalfruticola.com habló con Eduardo Montes, administrador del fundo Bellavista de Corpora, quien comentó que “el plástico lo que hace principalmente es protegerte de las lluvias, pero nosotros también hemos visto una mayor uniformidad en el tamaño de granos dentro del racimo,  tenemos un mayor calibre y por ende, una mayor productividad. En el caso de las uvas blancas, tenemos mayor proporción de uvas verdes que amarillas, y en el caso de las uvas rojas hemos visto que el color es más intenso cuando están bajo plástico”.

Corpora comenzó a integrar el uso de cobertores plásticos hace dos años y Montes comenta que en situaciones como las que vivió la zona este año (lluvias en plena cosecha), estos plásticos podrían llegar a salvar la producción. El problema de este año fue que la cantidad de agua caída en abril fue demasiada y no hubo cobertor que la soportara.

uva1“Lamentablemente este año las lluvias fueron de más de 100 mm en plena época de cosechas, lo que generó que la fruta madura bajo plástico se pudriera, al igual que la que no tenía plástico, pero en momentos donde las lluvias no son tan intensas, el plástico puede salvar tu producción”.

El fundo Bellavista actualmente tiene 23 hectáreas de Thompson, 1,3 hectáreas de Autumn Royal y 3 hectáreas de Crimson Seedless bajo cobertura plástica, lo que según Montes, se debería ir extendiendo a más hectáreas dentro de poco tiempo.

“Deberíamos crecer entre 20 o 30 hectáreas, incorporando algunas de Red Globe, donde actualmente no tenemos parrones bajo plástico”.

El costo de instalar los cobertores no es bajo, sin embargo para Montes esta inversión vale la pena en el caso de situaciones complejas como las lluvias.

“El costo inicial de instalarlo es de US$20.000 por hectárea y se calcula – por la duración que tiene el plástico y las estructuras – que en rigor uno estaría haciendo una inversión anual de US$ 5.000 por hectárea”.

“Yo veo al plástico como si fuera un seguro, uno no quiere que llueva, pero si es que sucede, hay que tener este seguro. Adicionalmente, nosotros hemos tenido muy buenos resultados en el color de la fruta, sobre todo en las uvas blancas, donde el mercado paga más por obtener uvas más verdes que amarillas”.

El próximo 5 de octubre se realizará en Chile el Seminario Internacional de Fruticultura Protegida, el cual es organizado por INIA y tendrá como objetivo dar a conocer las últimas experiencias relacionadas al uso de cubiertas en frutales y vides, su impacto en el micro clima, relaciones hídricas, producción y en la calidad final del producto en postcosecha.

 

 

 

Fuente:Portal Fruticola | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here