En el Octavo Foro Agropecuario en Tungurahua los jóvenes reclamaron su inclusión en las organizaciones campesinas, con el propósito de dar paso al relevo generacional que se requiere en el campo.

Andrés Cunalata, representante de los jóvenes de la Unión de Organización Agricultores Agroecológicos de Tungurahua, propuso “la inclusión de la juventud en las organizaciones para su empoderamiento y participación de forma proactiva”, en cada una de ellas, con el fin de lograr “una sociedad más inclusiva” que permita trabajar “para el relevo intergeneracional”.

Destacó que el trabajo de los jóvenes es silencioso y persistente, y que en algunas ocasiones “hasta es invisibilizado por parte de las organizaciones y algunos dirigentes”.

El Octavo Foro se constituyó en un espacio de rendición de cuentas por parte de los productores agrícolas y pecuarios de la provincia, quienes agradecieron y presentaron requerimientos y propuestas.

Humberto Viteri, de la Junta de Riego del ramal norte de Píllaro, relievó el apoyo que brindan los técnicos del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) en los procesos de capacitación.

En este año, los profesionales del MAGAP capacitaron a 2.156 agricultores en los nueve cantones de Tungurahua.

De ese número, al menos un 60% fueron mujeres y el 40% hombres, señaló Viteri, al tiempo de señalar que el promedio de edad de quienes recibieron el conocimiento es de 45 años. Asimismo, dijo que el 90% de todo lo aprendido fue mediante práctica en el campo, en sus territorios.

También hubo proyecciones para 2017. Una de ellas diseñar, gestionar el financiamiento e implementar el centro de fomento productivo agropecuario en la granja de Píllaro, en Tungurahua.

Esto permitirá potenciar la agricultura y ganadería de la provincia, pues funcionarían centros de mejoramiento genético de cuyes, de reses; un centro de multiplicación de semillas de calidad en papa, mora, frutales; un laboratorio de producción de microorganismos para impulsar la agricultura limpia, entre otras cosas.

Y mientras al interior se exponían propuestas, en la explanada del Municipio de Ambato, la Dirección Provincial Agropecuaria participó con 10 stands promocionales de los emprendimientos que se realizan en los nueve cantones, así como con información de los programas y proyectos que impulsa en beneficio de los pequeños productores.

Para Elcira Quinteros, presidenta de Asociación de Producción Agropecuaria Valle de Los Andes (ASOVAN), del cantón Patate, por ejemplo, estas ferias son una vitrina para informar los productos que se cultivan en Tungurahua.

“Las ferias son una motivación para nosotros los agricultores, pues podemos producir en mayor cantidad, calidad y variedad”, dijo.

Elvia Núñez, agricultora de la Asociación de Mujeres Unión y Progreso, de la comunidad San Luis, en el cantón Ambato, promocionó chicha y snacks preparados con papa de variedades Yanashungo y Pucashungo.

“Esta papa tiene muchos nutrientes; su consumo previene enfermedades degenerativas y el cáncer, es una papa altamente nutritiva, pero sus bondades son desconocidas”, refirió.

En tanto Jamill Ramón, secretario de Relacionamiento Productivo del MAGAP, reconoció que gracias a “la colaboración y articulación territorial es posible generar frutos visibles y medibles, lo que permite un agro rentable desde lo económico, social y ambiental”.

Fuente: Magap | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here