Prendas de cuero y tejidas, hilos, toallas y tagua son entre otros los productos que las empresas ecuatorianas asistentes a la feria Colombiatex de las Américas ofrecen desde el lunes pasado a los más de 14 mil visitantes, en su mayoría invitados por Procolombia.

Diez empresas llegaron desde Ecuador, algunas por primera vez, a esta feria que desarrolla su 29 edición en esta ciudad; y la presentación de prendas de calidad, con alto valor agregado, ha sido la estrategia de los empresarios para hacer frente a la pérdida de competitividad por la devaluación del peso colombiano y otras monedas frente al dólar.

Pedro Pablo Caiza, dueño de Makita Piel, trajo desde Cotacachi una muestra de sus prendas de cuero. Asegura que la calidad es la forma de contrarrestar la desventaja por precios.

“El mercado colombiano es muy importante para nosotros, ya he estado en estas ferias como visitante y la calidad de las chaquetas de cuero ecuatoriano es superior a las colombianas”, sostiene Caiza.

Resalta a los interesados que sus procesos a mano para el tratamiento del cuero y la elaboración de la prenda le dan valor agregado a sus productos frente a opciones industrializadas.

Asegura que sus pares colombianos han mantenido contacto con él y espera cerrar negocios por $ 100 mil.

Alba González, dueña de Produconstru, espera abrir el mercado para los botones de tagua que ya exporta a Italia, Alemania, Francia, España y otros países europeos.

“Para los visitantes a la feria es una sorpresa, no sabían que la tagua era un producto ecuatoriano y la novedad es que se puede utilizar como insumo para los botones de las prendas”, señala González, presidenta de la Asociación de Exportadores de Tagua.

Para la empresaria manabita la calidad también es la carta de presentación y el valor agregado de su producto.

Los hermanos Federico y Alexandra Almeida presentaron sus prendas tejidas. Con 17 años de existencia, su empresa Alexa, busca expandir su mercado en Colombia.

Más aún cuando sus exportaciones a Estados Unidos y Centroamérica han caído por la devaluación de otras monedas frente al dólar.

Patricio Gutiérrez, de la Oficina Comercial de ProEcuador en Bogotá, resaltó la respuesta positiva que tuvieron las empresas nacionales al lograr establecer contactos para el cierre de futuros negocios. “Este proceso puede durar de 6 meses a un año”.

 

 

Fuente: El Universo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here