Más de 120 representantes de 42 juntas de riego de las provincias de Tungurahua y Cotopaxi asistieron a la socialización del Proyecto de Irrigación Tecnificada (PIT), que ejecuta el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) y 17 gobiernos provinciales del país.

El proyecto tiene como propósito mejorar los ingresos de los pequeños y medianos productores agrícolas, a través del fomento productivo y al manejo amigable del suelo y agua. Tiene un presupuesto de 128 millones de dólares.

Los recursos provienen de préstamos otorgados por el Banco Mundial y del Gobierno Español, así como de aportes del Estado ecuatoriano y de los beneficiados.

Rafael Maldonado, director Zonal 3 de Riego y Drenaje, dijo que este proyecto busca mejorar la productividad con el uso apropiado de los sistemas de riego que cuentan en cada provincia.

“El PIT financia el fortalecimiento organizativo, a fin de que las organizaciones de usuarios estén en la capacidad de operar, administrar, y mantener sus propios sistemas”, dijo.

 

Para aprovechar el recurso hídrico, en 2016 el MAGAP elaboró dos proyectos de riego parcelario: el módulo 12 Puñachisag, del canal Mocha, Quero, Ladrillos; y Tubo Pujanza, en Quisapincha.

En Píllaro se han establecido alrededor de 3 mil hectáreas de riego tecnificado, y es una de las mejores experiencias que se ha obtenido en el país.

La primera convocatoria es para que las organizaciones de pequeños y medianos productores de: Cotopaxi, Tungurahua, Esmeraldas, Manabí, Santo Domingo de los Tsáchilas, Guayas y Santa Elena, presenten propuestas de sus proyectos de tecnificación de riego parcelario y de microreservorios.

María Calvopiña, representante de la Junta de Agua Mignón Plaza Quisinche Bajo, de Cotopaxi, mencionó que esta organización está conformada por 95 integrantes, que siembran maíz, chochos y papas.

Para María, este proyecto es la oportunidad que tienen para mejorar su producción y por eso presentarán “lo más pronto posible” los requisitos para beneficiarse de estos sistemas de riego.

“No tenemos riego, y nos toca esperar que llueva para sembrar. Por eso solo sembramos una vez al año; en cambio con el riego, podríamos sembrar productos de ciclo corto, para tener dos cosechas al año”, recalcó.

Hugo Villegas, presidente de la Junta de Riego Mocha – Huachi, considera de positivo la ejecución de este proyecto por parte del MAGAP, ya que permitirá llegar con regadío a sectores como Pinguilí, Montalvo, y Cevallos en donde las lluvias son escasas.

La Junta de Riego Mocha – Huachi tiene usuarios de los cantones Mocha, Cevallos y Ambato, en una jurisdicción de 1.500 hectáreas de producción.

El canal de riego tiene una longitud de 21 kilómetros, que cubre la parte suroccidental de la provincia de Tungurahua.

Villegas afirmó que el riego permitirá mejorar la producción y tener una mejor productividad, con lo que se obtendrá más productos para ofrecer en el mercado local y los pequeños agricultores podrán tener recursos para cubrir sus gastos y así alcanzar el Buen Vivir.

El Proyecto de Irrigación Tecnificada contempla inversiones para: infraestructura para la tecnificación del riego (parcelario y microreservorios), capacitación en planes de producción, comercialización y asistencia técnica integral a las organizaciones de usuarios beneficiados.

Fuente: Magap | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here