La cantidad de aguacates importados sigue siendo escasa. «Ahora mismo, estamos observando un descenso en lo que México puede enviar a Estados Unidos», asegura Dan Acevedo, de Greenfruit Avocados, con sede en Newport Beach, California. «Y seguiremos sintiendo el descenso hasta que comencemos a cosechar el nuevo cultivo desde mediados o finales de junio».

El consumo sigue subiendo
Por ahora, Acevedo señala que los productores están intentando alargar lo que les queda de cultivo hasta finales de la temporada, que se produce a finales de junio. Y resulta complicado, dadas las presiones de la demanda en esta época del año. «Hay un par de cambios dinámicos que se suman el continuo crecimiento del consumo. Uno se da en México, donde las Pascuas son una celebración importante en sus ciudades vacacionales como Acapulco, Cancún, Puerto Vallarta, Mazatlán y Cabo. Utilizan lo que se conoce como fruta certificada por Estados Unidos para esa demanda nacional», explica Acevedo. Tradicionalmente, en los complejos vacacionales se ha empleado fruta no certificada, pero no hay oferta este año. «Además, en Estados Unidos, el Cinco de Mayo se equipara en importancia a la Super Bowl. Sumado eso al crecimiento de la demanda global en China, Japón y Canadá, la oferta para Estados Unidos será reducida».
Los precios suben todavía más
Huelga decir que esa presión impulsa los precios al alza cada vez más. «Los precios siguen siendo altos y ahora mismo se van a mantener así, y no cambiarán hasta que llegue la nueva cosecha», advierte Acevedo. Señala que el producto nacional de California, que también se ha reducido en oferta, también incide en la subida de precios. «Hay menos oferta de fruta californiana durante este periodo, que tradicionalmente toma el relevo de la cosecha mexicana», dice. «Así que estamos viendo precios realmente altos y se prevé que sigan creciendo aún más de lo que estamos presenciando ahora».
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here