Quito –

El sector de los licoreros busca que el presidente Lenín Moreno le ayude extendiendo hasta el 31 de diciembre el plazo para que todos los licores que se expenden en el país cuenten con el respectivo sello Simar (Sistema de Marcación y Rastreo).

Así lo informó ayer el presidente de la Preasociación de Distribuidores de Licores del Ecuador, Edy Castillo, quien acudió ayer al cambio de guardia en Carondelet con varios representantes del gremio.

Con carteles, los dirigentes pedían a Moreno que no exista más “persecución del SRI (Servicio de Rentas Internas)” y que se les deje trabajar. Esto, luego de que la semana pasada el SRI hiciera una serie de operativos de incautación del licor que no contaba con el sello, aunque sí con facturas de compra legales. El plazo dado por el SRI venció en julio pasado.

Castillo explicó que al momento existiría un 50 % del licor que se expende que aún no cuenta con los sellos necesarios. Esto es porque no ha concluido el proceso de recolección de las botellas que deben ser entregadas a los productores o importadores para que se les coloque el distintivo.

Castillo consideró poco coherente que se hagan los operativos pocos días después de que la Senae les informara que no cuentan con los sellos para el producto importado.

Víctor Sánchez, también parte del gremio, dijo que otro problema ha sido que varias empresas ya no están en el Ecuador y no habría manera de poner el timbre.

Castillo dijo que frente a las incautaciones, los licoreros están cerrando sus negocios, lo cual afecta la actividad. Aclaró que no se oponen al Simar, pero necesitarían más tiempo. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here