Técnicos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través de la Dirección Provincial Agropecuaria de Napo, monitorean los sectores San Luis, San Carlos y El Salado, de la parroquia Gonzalo Díaz de Pineda, donde se registra una caída moderada leve de ceniza, producto de la erupción del volcán El Reventador.

Por este motivo, Dirección Provincial Agropecuaria de Napo dispuso que una unidad móvil veterinaria y tres profesionales, de su oficina técnica de Baeza, recorran los sectores con presencia de ceniza para evaluar posibles afectaciones y presten ayuda emergente ante cualquier eventualidad.

El Reventador está situado a unos 90 kilómetros al este de Quito, en una estribación del ramal oriental de la cordillera andina. Es un «estrato volcán compuesto».

De presentarse un incremento considerable de caída de ceniza, el ganado bovino será evacuado a un sitio seguro, garantizando su alimentación con ensilaje, que es la conservación de forraje o pasto, y que permite disponer de alimento para el ganado en situaciones adversas.

Además, si se presentase afectación en los cultivos, el MAG realizará la evaluación de daños (EVAN) e iniciará acciones para mitigar las secuelas ocasionadas ante el acontecimiento natural. 

En los sectores se producen tomate de árbol, naranjilla y hortalizas, además de porcinos, especies menores y bovinos, que al suscitarse un incremento de la caída de ceniza, pueden resultar afectados.

Mientras tanto, el Comité de Operaciones Especiales Cantonal de El Chaco evaluará la información recopilada, y ante una posible afectación tomará las medidas correspondientes frente al evento natural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here