Con mucho esmero, Vanessa Villota, de 6 años, introdujo en un hoyo hecho previamente una mata de cascol en un área de terreno ubicada detrás de la Concha Acústica en el parque Samanes, norte de la ciudad.

Ella y otros niños que acuden al vacacional de dicho sitio de entretenimiento participaron ayer en una jornada de siembra de 50 árboles de tres especies: cascol, fernán sánchez y guachapelí, como parte de la semana de la forestación.

Antes de plantar el árbol, Vanessa echó tierra de sembrado y agua en el hoyo y después colocó al pie de la mata un pequeño letrero con su nombre. Lo propio hizo el resto de niños, de entre 6 y 12 años, como muestra de su apadrinamiento a la especie que cada uno sembró pasadas las 10:30.

Nicolás Issa, director de Inmobiliar, entidad promotora de la semana de la forestación, cuyo día clásico se conmemoró el jueves, comentó que en el parque Samanes se sembrarán más de 500 nuevos árboles como parte de un rediseño de las áreas verdes del lugar.

Una parte de ese proyecto abarca las 7,8 hectáreas de terreno colindantes con la autopista Narcisa de Jesús, donde hace tres días empezaron trabajos de preparación de terreno para levantar allí 10 canchas de fútbol sintético, 7 de arena para fútbol y vóley, 2 de tenis, entre otros componentes. Con esa área, Samanes sumará 857,8 hectáreas de parque. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here