Diez departamentos son los directamente beneficiados con las obras que ejecutará la Federación Nacional de Cafeteros, este año, por un monto total de 110 mil millones de pesos.

“De ellos le asignaron a Antioquia 17.200 millones, es decir, el 16 %, aseguró el director del Comité Departamental de Cafeteros de Antioquia, Álvaro Jaramillo Guzmán. Con este dinero se financiarán 30 proyectos, de sustitución de cultivos e infraestructura comunitaria, entre otros (ver ¿Cómo Funciona?).

Además fueron suscritos antes de iniciadas las restricciones fijadas por la Ley de Garantías Electorales (contenida en la Ley 996 del 2005), según la cual cuatro meses antes de celebrarse elecciones entran a regir restricciones específicas aplicadas a la contratación.

“Esta es una nueva muestra de confianza de las autoridades locales y nacionales en la eficacia y transparencia con que la institucionalidad cafetera ejecuta proyectos que contribuyen al desarrollo de las zonas rurales de Colombia”, dijo Roberto Vélez Vallejo, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC).

En Antioquia, explicó Jaramillo, tres proyectos concentran 83 % de los recursos asignados.

El plan de mayor envergadura será por 12 mil millones, dinero que se destinará para la promoción del cultivo de café en Briceño, en el marco del programa para la sustitución de cultivos ilícitos. La elección de este municipio llega por cuenta de la Alta Consejería para el Posconflicto, Derechos Humanos y Seguridad, aunque es una idea original de la Gobernación de Antioquia, que se podría extender a otros territorios.

Desde la próxima semana Jaramillo y su equipo estarán allá para reunirse con familias que podrían ser la primeras beneficiadas con este programa. Según explicó el líder gremial, las familias deben haber destruido sus cultivos no regulares y por familia solo se puede acompañar el proceso, desde Fedecafé, en dos hectáreas. “Este proyecto tiene un plazo de dos años para desarrollar”, aclaró Jaramillo.

Referente departamental

Sobre este tema, el docente de historia empresarial de la Universidad Eafit, Juan Carlos López, recordó que el 4 de julio de 1989, falleció en Medellín por cuenta del narcotráfico el exgobernador Antonio Roldán Betancur, hijo de esta tierra, Briceño, lo que impactó significativamente a este territorio. Así, las inversiones que vienen transformarán positivamente esta zona, pero queda en el tintero porqué no se incluyeron municipios como Cáceres y Tarazá, en el Bajo Cauca, en donde ha habido una incidencia importante de cultivos ilícitos y violencia.

Con 1.300 millones de pesos, la Federación desarrollará un programa de acueducto y saneamiento, en el corregimiento Tabacal (Buriticá). “Vamos a trabajar con EPM que aporta unos recursos de Hidroituango, pues es uno de los municipios de influencia de la hidroeléctrica”, afirmó el líder departamental.

“Esto es una muestra del fortalecimiento de la presencia del Estado un territorio que ha sufrido un deterioro tan grande con la minería ilegal; sirve para mejoras en la calidad de vida. Es una medida para celebrar”, sostuvo López.

Y, finalmente con mil millones de pesos se realizará un proyecto de infraestructura comunitaria que impactará positivamente a Urrao y Dabeiba, un proyecto en conjunto con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, (Usaid, por sus siglas en inglés) y Acdi/Voca.

Para completar los 17.200 millones, hay una destinación de 2.900 millones, para “diversos proyectos en Antioquia para vías, placa huellas, puentes, marquesinas de secado, beneficiaderos de café, vivienda, renovación de cafetales, etc.”, explicó el directivo.

Desde el punto de vista nacional, de los 110 mil millones de pesos, 71.615 millones se destinarán a obras de infraestructura, y los restantes 38.681 millones a proyectos de extensión y educación .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here