El desarrollo de un micoinsecticida para combatir la Conchuela Negra (Saissetia Oleae) que afecta a los cultivos de cítricos y olivos, fue el resultado de una investigación que realizaron un grupo de académicas del Departamento de Agronomía de la Universidad de La Serena (ULS), con el apoyo de FIA, en la búsqueda de un control biológico de plagas para las regiones de Coquimbo y Valparaíso. La investigación fue liderada por las agrónomos y docentes Carmen Jorquera, Marcia Yáñez y Carol Krausz, que durante tres años trabajaron con cepas de hongos presentes en dichas regiones buscando aquellas que inhibieran el desarrollo de la plaga.

Según explica Krausz, se logró trabajar con cepas nativas de hongos entomopatógenos, colectados en las regiones de Coquimbo y Valparaíso, “buscando obtener enemigos naturales que puedan controlar la Conchuela Negra, plaga que va en aumento en estas zonas”. Resultados que, en opinión de la académica, le otorgan una gran proyección al trabajo realizado. “Hemos encontrado cepas con un muy buen nivel de control, y hoy estamos buscando generar alianzas estratégicas con empresas químicas y entidades relacionadas con el agro para llevar a cabo un producto de origen biológico altamente eficaz”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here