Ahora, los propietarios de una cadena de panaderías podrán dedicarse también a comercializar hornos, por ejemplo, con su misma empresa. Así lo establece la Ley Orgánica para la Optimización y Eficiencia de Trámites, que está vigente desde finales del mes pasado.

Anteriormente, si una empresa quería dedicarse a otra actividad ajena a su razón social debía cambiarla o crear una compañía nueva, lo cual implicaba gastos y trámites complejos, explica Napoleón Santamaría, abogado experto en materia tributaria.

La Ley para Optimizar los Trámites modifica la Ley de Compañías de 1999. “El objeto social de una compañía podrá comprender una o varias actividades empresariales lícitas, salvo que la Constitución o la ley lo prohíban. El objeto social deberá estar establecido en forma clara en su contrato social”, indica el documento.

El asambleísta correísta Pabel Muñoz, quien propuso la Ley de Optimización y Eficiencia de Trámites, asegura que propuso esta posibilidad basado en la experiencia de otros países de la región que se manejan bajo reglas similares para sus empresas.

Ahora, dice Muñoz, la pregunta es hasta qué punto una empresa podrá tener una actividad distinta a la original. Es decir, si una firma puede contar con otras actividades que no tienen ninguna relación entre sí o deberán pertenecer a su misma rama de actividad económica. Es decir, por ejemplo, si una empresa que se dedica al negocio de la pulpa de madera puede también dedicarse a las telecomunicaciones, como Nokia, asegura Muñoz.

Eso lo tendrán que establecer en un reglamento la Superintendencia de Compañías y el Servicio de Rentas Internas (SRI) en los próximos días, asegura el asambleísta.

En el caso de las excepciones, explica Santamaría, se mantienen prohibiciones para los medios de comunicación y para las empresas del ámbito financiero. Otros casos son las compañías de transporte o factoring, que ofrecen liquidez y otros servicios de financiamiento para empresas, asegura el especialista.

Guillermo Jarrín, gerente de Tippytea Blends, una empresa que se dedica a la venta de té en locales de centros comerciales de Guayaquil y Quito, tiene pensado incursionar en la venta de té envasado.

Para llevar a cabo ese proyecto tenía pensado cambiar la razón social de su compañía y eso implicaba un proceso “engorroso”. Por esta razón, Jarrín asegura que la medida resultará positiva a la hora de reducir trámites para la empresa.

Incluso, dice Jarrín, su negocio ha tenido inconvenientes en Aduana a la hora de importar insumos que, a criterio de las autoridades, no corresponden a su actividad económica.

Otras propuestas de la ley

Los trámites

En la Función Ejecutiva se contabilizaron 1.934 gestiones a mayo de 2017. Ahora, como lo estipula la ley, el consentimiento de nuevos trámites estará a cargo del Ministerio de Telecomunicaciones, el mismo que dará paso a otro procedimiento siempre y cuando se supriman dos.

Plataforma

También se obliga a la existencia de una plataforma de pagos por medioselectrónicos y se crea un sistema de compensación de deudas entre privados y el Estado, el cual se hará extensivo a tributos retenidos o percibidos. Acerca de ese tema, aún hay que definir plazos y más detalles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here