Durante la temporada de naranjas de este año, varios países productores se han disputado el espacio en los mercados de exportación, ya que ha habido importantes solapamientos, sobre todo entre la temporada española y la sudafricana en los mercados europeos. En China, las naranjas sudafricanas parecen estar ganándole terreno a las australianas debido a problemas de relaciones comerciales que están provocando que la fruta se quede parada en los puertos.

España: Precios bajos debido al solapamiento con la temporada sudafricana
La temporada española de naranjas está arrancando ya con las primeras Navelinas. Las naranjas serán los cítricos con mayor producción, representando el 52% de la producción total de cítricos de esta temporada. Los volúmenes serán un 0,4% más altos esta temporada, con la previsión de alcanzar 3.511.099 toneladas.

Aunque ya está en marcha la cosecha de naranjas españolas, aún no se están registrando muchas operaciones comerciales en los mercados europeos, donde los minoristas están comprando actualmente volúmenes mucho menores de naranjas Navelina que el año pasado y también a un precio mucho más bajo de lo habitual debido a las altas existencias que aún quedan del hemisferio sur, principalmente de Sudáfrica. Los minoristas e importadores europeos han hecho acopio de naranjas de Sudáfrica y las tienen almacenadas. Debido a los grandes retrasos en las llegadas de Sudáfrica, se ha producido un gran solapamiento con las naranjas españolas, que podrían sufrir retrasos de hasta 3 semanas. En este momento, los precios de las naranjas en el campo ascienden a una media de 0,15 €/kg. El año pasado por estas fechas, se pagaba aproximadamente el doble. Al mismo tiempo, los costes de producción, como la electricidad, los fertilizantes, los materiales de embalaje y el combustible, han aumentado considerablemente.

El actual acuerdo comercial de la UE con Sudáfrica –en vigor desde junio de 2016–, y que se revisará este año, permite la entrada de naranjas sudafricanas en los mercados europeos desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre (antes era hasta el 15 de octubre), con una reducción progresiva de los aranceles de entrada que, en 2025, desaparecerán definitivamente. Las organizaciones de productores afirman que el impacto en el sector citrícola español –y europeo– de la aplicación de este punto concreto del acuerdo está trayendo consecuencias muy negativas, tanto desde el punto de vista económico como fitosanitario. Piden que se vuelva a reducir el plazo de importación y que se restablezcan los aranceles a las importaciones a partir del 15 de octubre.

Países Bajos: Solapamiento de las naranjas españolas y de ultramar
Esta semana llegarán a Países Bajos las primeras naranjas Navelina españolas. «Actualmente sigue habiendo muchas naranjas de Sudáfrica en el mercado, pero también de Argentina y Perú», indica un importador holandés. «Los precios se sitúan entre los 11 y 13 euros».

Alemania: La temporada sudafricana domina el mercado
En el mercado alemán, las naranjas sanguinas procedentes de Australia se han vendido a 3,50 euros por kg esta temporada. Las naranjas italianas de la variedad Navelina solo han estado disponibles en cantidades muy pequeñas. Por lo demás, los lotes sudafricanos han dominado el mercado, con precios en su mayoría inferiores a los del año anterior. Dos mayoristas de diferentes regiones del norte de Alemania declaran que han estado vendiendo principalmente naranjas de Sudáfrica para la producción de zumo. La calidad, sin embargo, es bastante baja en comparación con la de los productos españoles.

Otro mayorista del norte de Alemania que también vende naranjas de Colombia y Perú comenta que los precios tuvieron que ajustarse, dados los elevados costes de transporte y entrega. También dice que la demanda de naranjas ha estado disminuyendo lentamente. El inicio de la temporada española en la semana 44 pondrá fin gradualmente a la sudafricana, actualmente dominante.

Italia: Campaña de cítricos con previsión de menores volúmenes y mayores calibres
La campaña citrícola italiana 2021/22 aún no ha comenzado. En Sicilia, se han producido daños debido al mal tiempo en la llanura de Catania. Se prevé una disminución de la producción de al menos un 30%. Mientras, en Apulia, para algunas variedades de cítricos podría haber pérdidas de hasta el 60% debido a las heladas de la primavera. Las plantas tienen menos frutos y, por tanto, estos tienden a ser más grandes. Entre los retos de la campaña citrícola italiana se encuentran la escasez de mano de obra, el aumento de los costes de los plásticos y los envases y la subida de los costes energéticos. La campaña siciliana comenzará con las naranjas blancas en noviembre. A principios de diciembre comenzará la cosecha de naranjas sanguinas, cuya temporada se prolongará hasta el verano de 2022 gracias a las variedades tardías.

Según las cifras disponibles, en el año que termina en septiembre de 2021, el 76,2% de las familias italianas compraron naranjas al menos una vez, lo que supone un descenso de 2,7 puntos respecto al registro de 2020, cuando se alcanzó el 78,9%. La frecuencia con la que las familias italianas compran naranjas es bastante regular y estable, con una media de 10,2 actos de compra en el último año. El gasto medio por compra de naranjas es de 2,95 euros (solo un ligero descenso respecto al año pasado), para un volumen por compra bastante elevado de media e igual a 2,24 kg. En Italia, 4,7 millones de familias (que equivalen al 23,5% del total de compradores de naranjas) han comprado naranjas ecológicas en el año que concluyó en septiembre de 2021.

Sudáfrica: El avance en la vacunación reduce la demanda de naranjas ricas en vitamina C
Los huertos de naranjas en las regiones productoras del norte se encuentran en estos momentos en la fase de cuajado. Ha habido una buena floración, lo que podría conllevar muy buenos cuajados, pero la próxima temporada aún está en una fase demasiado temprana para saberlo. Las últimas Valencia de la temporada actual se están envasando en este momento en el Cabo Occidental.

La temporada de naranja ha sido muy diferente a la excelente campaña del año pasado. La reducción de la ventana de comercialización debido a la prolongada presencia de Egipto en el mercado y la presión en la economía mundial derivaron en una temporada difícil para Sudáfrica. En el caso de las Valencia, se estima que se exportaron 55,1 millones de cajas. Al final de la semana 41, se habían envasado 54,7 millones de cajas. En el caso de las Navel, se estima que se enviaron 27,2 millones de cartones de 15 kg durante esta temporada.

El año pasado, la temporada de naranjas del hemisferio norte terminó antes de tiempo y en el mercado hubo una gran escasez de naranjas, lo cual fue el principal motor de la estelar campaña de 2020. Este año, los mercados han estado llenos y los productores sudafricanos se vieron sorprendidos por la duración de la campaña egipcia de naranjas Valencia. Egipto permaneció en el mercado hasta bien entrado el mes de julio y agosto, según afirman los comercializadores, lo que acortó la ventana de comercialización de Sudáfrica en hasta seis semanas.

La logística fue un gran obstáculo y la cadena de suministro sufrió retrasos de entre dos y cuatro semanas.

El consumo y las ventas de naranjas no han sido tan fuertes como el año pasado. La fiebre por la vitamina C de los cítricos ha terminado, dicen los comercializadores. Con el avance en la vacunación, los consumidores se sienten más seguros.

China: Disminución de la importación de naranjas australianas a China
Aunque China tiene su propia producción nacional de naranjas, la cosecha de la naranja Gannan china aún no ha comenzado.

En el mercado de las naranjas de importación de este año, Sudáfrica y Perú lograron altos rendimientos y aumentaron su volumen. El volumen global de llegada fue superior al del mismo periodo del año pasado. Esto también ha tenido cierto impacto en la importación de naranjas australianas. Algunas empresas que solían importar naranjas australianas pasaron a adquirir naranjas sudafricanas. «Además de la congestión portuaria causada por la escasa capacidad global, las aduanas chinas inspeccionan el 100% de las frutas australianas. El proceso de inspección y cuarentena, como la desinfección y la esterilización, tarda unos diez días. Por lo tanto, el tiempo necesario para que los contenedores procedentes de Australia ingresen al mercado se prolonga mucho. Hace dos meses pedimos un lote de naranjas australianas al lugar de origen, pero este lote aún está en el puerto. Por otro lado, la lentitud en la llegada de los contenedores también ha permitido que la fruta circule a mejores precios en el mercado. Tiene un cierto efecto estabilizador. En general, las ventas de naranjas australianas en el mercado chino esta temporada no son muy buenas.

Norteamérica: Baja la producción y suben los precios de las naranjas norteamericanas
Aunque el suministro de naranjas es sólido, en general los volúmenes parecen ser menores este año en los Estados Unidos.

«Estamos trabajando ahora mismo con nuestras naranjas tempranas. Disponemos de tres variedades en la temporada temprana, que va de octubre a diciembre. Tenemos Hamlin, Early Gold y Parson Brown», dice un productor de Florida. «Hemos tenido un tiempo estupendo, así que no creo que nada nos impida tener una buena temporada en Florida».

En la actualidad, el productor está produciendo principalmente naranjas para los clientes de las máquinas de zumo y algo de producto embolsado para la elaboración de zumos en tiendas. Dado que los requisitos de nivel Brix para el zumo son de más de 10 grados, el productor está utilizando naranjas Early Gold para cubrir dicha demanda.

A nivel nacional, Florida tiene una cosecha más reducida esta temporada. «También está terminando la temporada de naranja Valencia en California, que todavía está presente en algunos mercados, pero están terminando un poco antes de lo habitual», dice. Además, tras la helada de Texas a principios de 2021, se prevé que tampoco llegue mucho volumen de ese estado. En cuanto a las importaciones, están llegando naranjas Midnight procedentes de Sudáfrica, así como importaciones sudamericanas que, según se informa, son mayores este año.

En cuanto a la demanda, parece más fuerte esta temporada y se apunta, en parte, a la helada de Texas como causa probable. «El Medio Oeste está ingresando con más fuerza; este año ha comenzado un poco antes que el año pasado. El noreste y el sureste están suministrando las mismas cantidades que el año pasado», dice.

Sin embargo, en general, hay una demanda global fuerte. «Ahora mismo hay una mayor demanda de naranjas en todo el mundo», dice. «Brasil, California y México registran caídas y luego Florida ha tenido esa cosecha más reducida y Texas tuvo la helada».

Todo esto está dejando los precios ligeramente por encima de los del año pasado.

La previsión inicial de la naranja Navel de California para 2021-22 es de alcanzar 70,0 millones de cajas, un 14% menos que el año anterior, según las cifras de la Encuesta de Medición Objetiva de la naranja Navel 2021-22, realizada del 15 de junio al 1 de septiembre de 2021.

Un productor con sede en California menciona algunos de los factores que contribuyen a que se espere una cosecha más pequeña, incluyendo el calor excesivo del verano y la sequía. «Durante la cosecha de naranja Navel del año pasado había bastante fruta en el árbol durante la floración. Cuando hay cierta carga de fruta en el árbol y este está intentando florecer, la nueva floración suele fracasar».

Los productores prevén un buen crecimiento de la fruta. El informe señala que el número de árboles se ha reducido en un 25% y las expectativas son que la fruta crezca con la lluvia y el riego.

La cosecha debería poder satisfacer una fuerte demanda, aunque los remanentes de la cosecha importada y los bloqueos de la cadena de suministro y los retrasos en los puertos podrían influir en ello.

En el ámbito nacional, otros cítricos, como las mandarinas de California, también parecen tener una cosecha menor esta temporada, lo que significa que no compensarán la caída de las Navel. También es probable que suban los precios.

Australia: Nuevas oportunidades para los exportadores de naranja australianos
Más productores de naranja de Australia podrían tener la oportunidad de exportar a los Estados Unidos tras el reciente anuncio de que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos revisará los requisitos para la importación de cítricos frescos de Queensland, el interior de Nueva Gales del Sur y Australia Occidental. Hasta ahora, los cítricos solo se podían exportar a EE. UU. desde la Riverina de Nueva Gales del Sur, la Riverland de Australia Occidental y la región de Sunraysia de Victoria/Nueva Gales del Sur. El director general de Citrus Australia, Nathan Hancock, afirma que «los productores están tratando de diversificar sus mercados de exportación a medida que las nuevas plantaciones entran en plena producción, por lo que esta es una buena noticia. Estados Unidos ha sido históricamente un mercado muy importante para las exportaciones de nuestras regiones del sureste y creemos que hay buenas oportunidades para la fruta de otras regiones». Advirtió que, aunque la decisión se anunció por primera vez en agosto, el inicio del comercio está supeditado a un acuerdo entre los gobiernos sobre un plan de trabajo operativo, para lo cual todavía hay conversaciones en marcha.

Por su parte, un importador chino señala que las naranjas australianas no están teniendo el mismo éxito que en años anteriores en el mercado chino. «La calidad de las naranjas australianas no es muy buena este año. Y además, hay problemas en las relaciones comerciales entre China y Australia. Muchos importadores chinos dudan sobre si importar naranjas de Australia esta temporada. El volumen de importación es mucho menor que en años anteriores».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here