Con una inversión de $ 2’058.082, realizada por el Ministerio de Agricultura, unas 875 familias de la cuenca alta del río Jubones, provincia de Azuay, se benefician del Programa del Buen Vivir Rural, que se ejecuta entre 2013 y 2015.

Alejandro Gómez, responsable del Programa en ese sector, indicó que la iniciativa busca fomentar el desarrollo territorial y reducir la pobreza, con base en los enfoques de desarrollo específicos de cada región.

Mencionó que entre 2013 y 2015 se realizaron 14 proyectos y 10 consultorías.

“Con los proyectos se pretende incrementar los activos productivos en las familias pobres del campo, para evitar la migración hacia las ciudades”, dijo Gómez.

Durante 2015, el Programa del Buen Vivir Rural, en Azuay, benefició a 640 familias de agricultores. Los diversos proyectos agrícolas y pecuarios se han implementado en los cantones Oña, Nabón, Pucará, Girón, Santa Isabel y San Fernando.

Uno de estos proyectos es el mejoramiento de la producción de leche en las parroquias Las Nieves, El Progreso, Cochapata y Centro de Nabón, que, con una inversión de más de $ 173.000, benefició a  129 familias de la Organización Runakunapak Sumak Kawsay Shiña-Nabón.

Otro de los proyectos es el de fortalecimiento del cultivo de la caña de azúcar para el procesamiento de la panela granulada en Santa Isabel. El plan cuenta con una inversión de más de $ 85.000 para dar valor agregado a este cultivo y favorecer a 40 familias.

Otro apoyo son incentivos para líderes de las organizaciones rurales, como fue el caso de Rebeca Ramón, productora de fresas del programa, quien fue la representante elegida para asistir a un encuentro internacional sobre agricultura familiar en Uruguay. “Con esta experiencia pude ver el valor de la mujer en el campo”, enfatizó.

 

 

 

 

Fuente: Al Día | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here