Con el propósito de combatir la pobreza en los sectores rurales vulnerables del Ecuador, el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), ejecuta el Programa del Buen Vivir Rural, que entre sus acciones, financia proyectos agro-productivos.

En Loja, el programa ejecuta proyectos en los cantones: Paltas, Quilanga, Espíndola, Sozoranga, Zapotillo, Calvas y Olmedo,  con un aporte de 2´302.305 dólares.

Para el efecto se establecieron Unidades de Enlace Territorial de Gestión, que ejecutan de manera directa los proyectos en cada uno de los sectores, donde los principales protagonistas son los beneficiarios.

2.097 familias de Loja son beneficiadas con el Programa Buen Vivir Rural.

En Zapotillo existen 689 familias beneficiadas, de las parroquias Bolaspamba, Cazaderos, Garzareal, Paletillas, Mangahurco y Limones.

Entre las actividades que se encuentran en proceso de ejecución están: estudios para mejorar la producción agropecuaria, construcción de casetas para cabras, galpones de gallinas criollas y un centro para producción de ensilaje, la construcción de chancheras familiares, pozos someros, equipos de bombeo e instalación 39,5 hectáreas de riego por aspersión, y la implementación de cinco hectáreas de pasto mejorado.

En la parroquia Casanga, el cantón Paltas, se implementa la construcción de un sistema de riego comunitario que comprende la captación de 3,5 kilómetros de conducción principal, dos reservorios, nueve kilómetros de conducción secundaria.

En la parroquia Lourdes se implementa 42 equipos de riego por goteo para 21,33 hectáreas. En Guachanamá se cuenta con cinco sistemas de riego comunitario construidos, 58 sistemas de riego por aspersión instalados. En Catacocha se brindó asistencia técnica a 200 familias, mientras que en Orianga se desarrolló un estudio para la implementación de ganadería de carne.

En los proyectos se involucran recursos del Gobierno Provincial, así como de los gobiernos autónomos descentralizados parroquiales y cantonales, además de las familias beneficiadas, quienes aportan con recursos económicos y mano de obra, así como la dotación de materiales, ya que el Programa del Buen Vivir Ruralfinancia hasta el 88% del valor de los materiales.

Adicional para el desarrollo de un buen trabajo en territorio se realizan giras, en donde la población -junto al equipo técnico- observan los proyectos desarrollados en otras provincias.

Los objetivos estratégicos del Programa del Buen Vivir Rural son: promocionar, y/o potenciar las dinámicas de desarrollo rural territorial; articular y complementar las políticas públicas nacionales y locales, afirmadas en la participación activa de los actores territoriales; y, reducir la pobreza y mejorar las condiciones de vida y la inclusión social de los habitantes rurales.

Fuente: MAGAP | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here