La mezcla de hierba de hoja larga y corta, es uno de los secretos para equilibrar la alimentación.

Un polvoriento pero en funcionamiento parlante, adherido a una de las pequeñas ventanas del galpón, es el instrumento aliado de Diana Capelo, para la crianza de cuyes en la comunidad Ñamarín, del cantón Nabón.

Ella asegura que incorporar la música en la crianza de cuyes, es una sugerencia de los técnicos que gracias al apoyo de la Municipalidad de Nabón, llegaron a su comunidad para aportar en el mejoramiento de la producción, tanto en cantidad como en calidad.

Recuerda que antes, cuando ingresaba para hacer la limpieza de las jaulas y área en general donde permaneces sus animales, ellos se correteaban de un lado a otro y se golpeaban entre sí, esto generaba problemas porque resultaban lastimados y el estrés los afectaba en su alimentación y consecuentemente en su desarrollo.

“Yo acostumbro a escuchar música mientras barro o cocino, al escuchar la recomendación del técnico entonces decidí colocar un parlante acá y esto me ha dado resultado, me doy cuenta porque cuando vengo a hacer el aseo en el galpón y están con música, ellos permanecen tranquilitos y hasta como que se duermen algunos”, expresó.

Así, la música terapia está siendo un elemento que se incorpora a la crianza de cuyes en ciertos criaderos de Nabón, considerado uno de los cantones productores de cobayos de calidad y buen sabor.

Ella empezó con pocos cuyes, al momento tiene 600 ejemplares, su meta es cubrir la capacidad de 1.000 que tiene el galpón. Cada mes saca al mercado entre 100 y 120 cuyes, los entrega a uno de los asaderos de Ricaurte.

Clasificación

Diana asegura que uno de los puntos importantes en esta actividad productiva es la separación de las madres y los hijos, esto para evitar que sean golpeados y además porque las primeras comen mayor cantidad y les dejan sin alimento a los críos.

Los cuyes se venden vivos de tres libras, y pelados de dos libras. En Nabón se cuida mucho la alimentación, por instrucciones de especialistas saben que es necesario mezclar la hierba de hoja corta y la de hoja larga, por ejemplo la alfalfa con la mara alfalfa, esto porque ayuda a darles una dosis de líquido ya que las unas son muy secas y las otras tiene más líquido.

El único alimento con que se combina a la hierba es la chanca de maíz, los productores de Nabón no son partidarios del balanceado, aseguran que esto desmejora el sabor y ellos prefieren mantener la calidad del producto que hasta ahora es muy apetecido en el mercado. Algunas mujeres sale los domingos a vender sus cuyes en el Mercado Municipal de Nabón, lo hacen en pie, pero también asados con papas y otros alimentos, en procura de una mayor rentabilidad.(AZD)-(I)

MÁS DETALLES

En Nabón hay dos asociaciones de productores de cuyes, Reina del Cisne, que agrupa a unas 12 mujeres en Ñamarín, y la 13 de Junio que acoge a socios de varias comunidades.

Fuente: El Mercurio | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here