Los registros de operaciones de exportación de la Federación Argentina del Citrus ponen en evidencia una estrepitosa caída en las ventas de mandarinas. Hasta el 20 de marzo de 2016, eran 786 los palés embarcados, un 335,37% menos que los 3.422 vendidos en el mismo lapso de 2015.
«Se da todo un combo importante que nos ubica en una situación desesperada y lamentable, porque tenemos el producto, tenemos los mercados, pero no podemos sacar la fruta porque no tenemos capital de trabajo», explicó Mariano Caprarulo, director ejecutivo de la Cámara de Exportadores de Citrus del Nea, en diálogo con Oíd Mortales Radio.
Caprarulo valoró las medidas del Gobierno nacional, como «el ajuste del tipo de cambio, la liberación del cepo, las retenciones, la apertura de nuevos mercados, etc.», pero aclaró que esas decisiones tendrán un impacto positivo a mediano y largo plazo, mientras que el citrus necesita de un apoyo financiero «urgente», sin el cual no podrá «levantar la fruta».
Según el director de la CECNEA, las empresas del sector aún no se han podido beneficiar del ajuste en el tipo de cambio, pero han «sufrido los perjuicios». «No pueden colocar una caja afuera porque están en muy malas calificaciones con los bancos, no pueden obtener ninguna financiación, producto de los 5 años malos que atravesaron. Tienen deudas en dólares, que se calculaban a 8,90 y hoy la tienen que afrontar a 15 y sin nada acopiado», precisó.
«El sector no tiene pulmón o capital de trabajo necesario para poder exportar y esperar a cobrar», insistió. «Si vos mandás algo ahora, cobrás dentro de 3 o 4 meses», ejemplificó. «No hay pulmón para arrancar, tomar a nuestra gente y trabajar normalmente, sin ninguna ambición desmedida: simplemente mantener los 4 a 5 millones de cajas del año pasado», indicó.
Hay «diálogo», pero faltan «medidas ejecutivas»
Mariano Caprarulo dio por hecho que «el Gobierno nacional tiene buena fe», a la par que ponderó que existe «un canal de diálogo», pero lamentó que falte «dinámica».
«El Gobierno  provincial, tanto el gobernador como su equipo, se han movido para explicar la situación, nos han acompañado con todos los números oficiales, explicando todo lo que genera la palanca regional que es el citrus de exportación, con sus miles de empleados registrados. Se explicó todo, pero desde Nación no se toman medidas ejecutivas. Tal vez porque no se entiende la dinámica del citrus, se piensa que uno puede graduar la plantación y no es así», dijo el titular de la CECNEA.
«El Ministerio de Agricultura ha dicho que va a responder, porque vio los números, vio lo que generamos. Pero la verdad que los días pasan y los nervios se acrecientan. Si no hay ayuda, va a ser un caos. A eso no lo quiere nadie, ni el Gobierno  de la provincia que nos está ayudando ni el Gobierno nacional que entiende, escucha, son muy educados. Pero tienen que tomar las medidas ejecutivas», reiteró.
«No se quiere algo extraordinario»
Desde la Cámara de Exportadores de Citrus del NEA esperan que el Gobierno nacional reaccione «antes que sea demasiado tarde» y tome las «medidas coyunturales» para que después las políticas de largo plazo, como la apertura de Estados Unidos, la liberación del cepo y un montón de decisiones importantes para tener mayor competitividad «se puedan ver en la realidad».
«Necesitamos un apoyo para poder levantar la cosecha y exportar y lo tendremos que devolver –admite Caprarulo–, un apoyo para que trabaje nuestra gente y nuestros proveedores y toda la cadena de exportación, y que a su vez no se sature el mercado interno».
El director ejecutivo de la CECNEA consideró que el sector está hoy en «un callejón sin salida, porque al no poder calificar en ningún banco por los 5 años malos que pasamos, no tenemos forma de pre financiar y calificar en estos créditos que pretende dar el gobierno, que se dijo iban a traer una solución a las economías regionales».
Aprovechó para aclarar que las políticas adoptadas hasta el momento en bien de las actividades productivas del interior sólo han sido útiles para quienes tenían acopiados productos no perecederos: «No se ha tomado ninguna medida para las verdaderas economías regionales, como la fruta, la pera, la manzana, el citrus, que llevan mucha mano de obra intensiva y cargan una mochila enorme de presión tributaria. Las medidas se han tomado para gente que tenía acopiados granos que no son perecederos, que pudieron liquidar con mayores beneficios. Está muy bien, pero nosotros no tenemos nada».
«Nadie quiere algo extraordinario. Necesitamos un 10 o un 15 de lo que realmente podemos facturar, para poder sacar la fruta y después devolverlo en su momento», concluyó.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here