Mejorar la productividad de café en la provincia es uno de los objetivos del trabajo conjunto entre la Prefectura de Loja, Ministerio de Agricultura y Ganadería (Magap-Loja) y Swisscontact, que impulsan el programa de reactivación de la caficultura Emprende.
Para alcanzar este objetivo, el Proyecto Emprende mantiene espacios de capacitación teórica y práctica con la realización de talleres y días de campo en fincas modelo en cantones como Olmedo, Espíndola, Puyango, Gonzanamá, Loja y Sozoranga.
En ese sentido, se desarrolló el taller sobre producción orgánica de café en la parroquia Nambacola, barrio Potrerillos, en donde el equipo técnico de Desarrollo Productivo, liderado por Jorge Burneo, asesor agrícola de la Prefectura, detalló los pormenores que se tiene que observar para una producción orgánica de café, además de motivar a la utilización de productos como Nutrisano y Nutribiol, elaborados en la Planta de Bionsumos.
Jean Ojeda, gerente de Desarrollo Productivo, señaló que el café de Loja tiene un renombre nacional e internacional por su alta calidad, sin embargo existe un bajo rendimiento, por lo que a través de un sistema técnico de manejo, se pretende obtener al menos 30 quintales por hectárea.
El funcionario agregó que se trabaja junto a los agricultores para que conozcan las oportunidades que brindan las instituciones, con apoyo y asesoramiento, para de esta manera dar soluciones a los problemas, “no desde el escritorio sino desde el campo, mejorando así los sistemas cafetaleros y por consiguiente la economía de los productores”.
Pablo Soto, técnico del Magap-Loja, señaló que son 15 profesionales los que se trasladan a los cantones, ello como parte del Programa, en donde se trabaja de manera articulada con la finalidad de renovar cultivos, generar fuentes de trabajo, ofertando un café de calidad.
En esta oportunidad, luego del taller, se desarrolló el día de campo, en la finca de José Jiménez, quien sostuvo que desde que inició el proyecto ha contado con asesoramiento técnico y apoyo económico para la tecnificación de su sistema de riego y semillas (plántulas), “el empeño que se pone es para ver mejorar nuestra producción, ver mejores días para uno, ser un buen empresario y brindar fuentes de empleo”.
Mariluz Rivera se trasladó desde Fundochamba para participar en la jornada, consideró que el día de campo constituye un espacio para “conocer en el terreno las ventajas de cultivar con asesoramiento técnico y apoyo de las autoridades”, situación que esperan se replique en su parroquia, como considera Walter Abad, joven caficultor que espera consolidar esta actividad agrícola.
Fuente: La Hora | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here