Tras el Paro Agrario de 2013, la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Tunja, UPTC, viene adelantando una serie de acciones en favor del sector papero de Boyacá. El propósito es que los productores de la zona tengan condiciones de trabajo similares a las que hay en departamentos como Antioquia, Cundinamarca o Nariño.

Los cultivadores aducían en su momento inconvenientes a nivel agronómico y socioeconómico, lo que generaba variaciones importantes en cuanto a los rendimientos de la producción. Por esa razón, la universidad viene suministrándoles una serie de paquetes tecnológicos para que se reduzcan las brechas que poseen en ese campo.

Edwin Tejedor Rodríguez, ingeniero agrónomo y profesional del área de la oficina de extensión de la entidad académica, aseveró que los productores vienen recibiendo ayudas en aspectos como: balances nutricionales, análisis de suelo, fertilización avanzada, manejos integrados (plagas o enfermedades). Todo eso con el fin de optimizar el proceso de producción del tubérculo.

“Adicional a eso, se viene trabajando en la poscosecha, en donde se tienen en cuenta la comercialización y otra serie de acciones que se deben implementar una vez se obtiene el producto. En el departamento se dedicaron a sembrar, cosechar y vender en una plaza, pero vimos que gran parte de la ganancia está en lo que ocurre tras recoger la papa; por eso se hace énfasis en transformarla o darle un valor agregado, para que tengan un ingreso mayor”, explicó Tejedor Rodríguez.

Durante el tiempo que lleva el proyecto, la universidad ha logrado impactar a 250 paperos en los municipios de Cómbita y Soracá, que son las poblaciones más cercanas al alma mater. Sin embargo, la idea es que las ayudas lleguen de forma personalizada a los productores por lo que este año van a trabajar con 50 agricultores en cada una de las poblaciones.

“Es una iniciativa que cuenta con el apoyo de las alcaldías locales, las Epsagros y asociaciones de productores. Tratamos de integrar a todos los eslabones de la cadena y así evidenciar que los fallos se cometen en las tareas más elementales. Eso nos ha llevado a plantear otra meta y es dignificar la profesión agropecuaria, que ha sido tan maltratada y menospreciada a lo largo del tiempo”, amplió el funcionario.

 

Fuente: Argenpapa | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here