Cada fin de semana en la calle Marcos Quintana de Quevedo se reúnen personas que sacan del campo a vender productos agrícolas, no solo de la Costa sino de la Sierra.

Ellos exponen a los consumidores productos sin químicos en la denominada Feria Campesina, donde los socios del Centro Agrícola de Quevedo aprovechan vendiendo lo cosechado. Germán Jácome, presidente, mencionó que esta es una alternativa a los mercados convencionales, porque el producto se saca directamente desde la finca.

Jácome pidió a las personas que habitan en la ciudad que los comprendan y que den más oportunidades a los campesinos y así evitar un proceso migratorio.

Recordó que las ferias campesinas se iniciaron hace cinco años con los ‘encontronazos’ campesinos, pero esta actividad fue madurando y desde octubre de 2015 se establecieron en un espacio donde hay garajes y baños, además de seguridad.

Abren cada sábado, pero quieren hacerlo desde el viernes. Ahora buscan implementar el chalo alimentario, que estará compuesto de 22 productos, a un costo tentativo de cinco dólares, y que también podrá ser entregado en los domicilios de quienes lo deseen.

Cuentan con un banco comunitario y un grupo de jóvenes que realizan huertos familiares. Además muchas personas que llegan a la feria piden gallina, gallo o huevos criollos.

Eduardo Díaz, rector de la Universidad de Quevedo, mencionó que va a colaborar con logística y materiales, así como con profesores y estudiantes integrados a proyectos de vinculación de las comunidades. De esta manera se piensa fomentar el desarrollo campesino y frenar la emigración.

El Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca estuvo presente y ayudó con enseres como mesas, romanas, carpas, sillas, gavetas, hieleras, entre otras cosas.

 

 

 

Fuente: Expreso | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here