Ciertamente las abejas son su pasión. Cada vez que tiene contacto con ellas, disfruta del manejo racional con estos insectos que llamaron su atención desde que era apenas un niño.
Y es que al ser la apicultura una actividad que sus antepasados la han practicado, Guillermo Villafuerte no ha querido que esta legendaria práctica se pierda en su familia. Su interés por las abejas fue tan serio, que basó sus estudios superiores en estos insectos.
De sus 32 años, profesionalmente ha dedicado más de la mitad de ellos a la apicultura, como productor artesanal, convirtiéndose inclusive en una fuente adicional de ingreso.
Producción
En la provincia de Los Ríos existe una variedad de plantas con especies melíferas y esto es lo que le permite a Villafuerte realizar lo que se denomina apicultura trashumante, a fin de obtener floraciones o mieles de diversos cantones.
La abeja como unidad de producción es muy rentable si se la maneja de forma técnica. Dandole las herramientas necesarias ellas pueden producir abundante miel.
En cuanto a la producción, este joven apicultor babahoyense obtiene miel, polen, propolio y jalea real. Entre los derivados que se obtienen de estos productos consta el turrón, más allá de que también puede hacerse caramelos, pastillas con propolio, shampoo, etc. Sin embargo, para esto indispensablemente se debe mejorar la genética de estas voladoras africanizadas.
Sobre el turrón, en Babahoyo se está volviendo un alimento muy apetecido por su alto contenido vitamínico.
“Esto es una mezcla de macadamia, miel, clara de huevo que a través de máquinas se realizan texturas que conforman este producto”, explica el apicultor, agregando que la producción de turrones por mes es de 5 mil unidades.
Apoyo al ecosistema
El babahoyense considera que las abejas, por su alto valor ecológico aportan al ecosistema, puntualmente por el rol de la polinización, que es el cuajado de las flores para la producción agrícola.
“Si no hubieran abejas, no hay producción agrícola, y si no hay producción, no hay alimentos, y sin estos la especie humana no puede vivir. Es por eso que se habla de la extinción de la vida humana sin las abejas”, afirma el apicultor.
No obstante, refiere que las colmenas tienen productos con un alto valor que inclusive se los cataloga como uno de los alimentos más completos que debería ser de uso elemental en cada hogar.
“Bien podría el hombre reemplazar ciertos alimentos por solo los que producen las abejas, tanto así que se pueden encontrar unas 20 vitaminas y minerales en una sola gota. El polen se convierte en una fuente importante de vitaminas y aminoácidos, mientras que el propolio es el antibiótico más poderoso en la naturaleza, utilizado para tratar varias enfermedades”, detalló.
Detalles
Y es que las abejas siempre van a estar en el entorno, de manera que cada ciudadano debe conocer el sentido de ellas en la naturaleza y el manejo adecuado tanto en el campo como en la ciudad para evitar enfrentamientos.
Estos insectos son unos de los más antiguos sobre la tierra, lo cual les permite ser muy organizadas en sus métodos de trabajo, reproducción y principalmente de defensa. Cuando ellas defienden se vuelven todo un problema.

“A las abejas no hay que mirarlas como enemigas”, expresó Villafuerte, en relación al tema de las invasiones de abejas registradas en la ciudad, pues señala que ante la tala de árboles, desbroces y uso de pesticidas para la agricultura, estos insectos se ven obligados de salir de su habitat natural y aterrizar en sectores poblados.
Entre los proyectos que Villafuerte tiene es desarrollar la apiterapia en Los Ríos, como un método de salud a través de las picaduras de estos insectos. Su establecimiento de producción está ubicado en la ciudadela El Mamey. (NDA)

Beneficios
La miel combinada con otros productos ha sido utilizadas para tratar diversos temas de salud. Por ejemplo la miel y la canela son dos productos que tienen la habilidad de detener el crecimiento de bacterias y hongos, y se utilizan como conservantes naturales debido a sus efectivas propiedades antimicrobianas.
Científicamente la miel asociada con el limón ayudan a reducir la grasa abdominal y combatir la obesidad, combate diferentes problemas de las vías respiratorias, trata las gripes y resfriados, purifica el tracto digestivo, funciona como tratamiento de heridas y picaduras de insectos, puede aclarar la piel, ayuda a eliminar el exceso de grasa en la piel y puntos negros y, deja el cabello limpio y libre de grasa.
Asimismo, la miel fusionada con la naranja genera un alto contenido de vitamina C y ayuda a fortalecer las defensas corporales.
“Si no hubieran abejas, no hay producción agrícola, y si no hay producción, no hay alimentos”.

Fuente: La Hora| ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here