¿Cuánto le cuesta al país un día sin producción y cuánto podría recuperarse, en cambio, por la actividad turística? Esa es la interrogante frente al tratamiento de la Ley de Servicio Público y al Código de Trabajo que regula los feriados y que ya pasó el primer debate en la Asamblea.

La iniciativa busca trasladar los feriados de entre o fin de semana a días laborables, de tal forma que se extiendan los días de asueto para incentivar la actividad turística en el país. Pero la iniciativa ha encontrado críticas en el sector productivo.

Según cálculos del Ministerio de Turismo, en el 2015 se generaron $ 442,7 millones por 20 días de asueto; mientras que en el 2016, en 18 días de feriados, se generaron $ 228,4 millones.

La cifra no cuenta los feriados de Navidad y Año Nuevo.

El Ministerio indica que pese a que el sector turístico sufrió “diversos shocks externos” como la apreciación del dólar, alertas de erupción del volcán Cotopaxi y el terremoto en Manabí y Esmeraldas, “el 2016 ha sido favorable, lo cual se confirma con el saldo positivo en la balanza turística al primer semestre de este año. A junio del 2016 han ingresado más divisas de las que han salido ($ 204,9 millones); esto debido a la calidad de turistas (gastan más) que llegan ahora”.

Xavier Sisa, procurador jurídico de la Cámara de Industrias y Producción (CIP), señala que un día sin producción en el país representa $ 380 millones menos de generación de riqueza.

A su criterio, siempre la afectación productiva será mayor a lo ganado por el turismo.

Para Patricio Alarcón, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio, el proyecto se ha tratado en la Asamblea sin una consulta previa con todos los sectores productivos.

El dirigente explica que si bien la medida puede ayudar a promover el turismo, hay sectores que se afectarán.

Un ejemplo, cita, es el comercio de grandes ciudades, que se vería disminuido: “Una venta que se dejó de hacer un día, muy difícilmente se puede recuperar”. O en el sector agropecuario: un día que no se recoja la leche tampoco se recupera.

Y agrega que habría otra afectación al plantear que estos días no sean recuperables, pues entonces más horas extras deberán ser asumidas por el sector productivo.

Sisa pidió a la Comisión de los Derechos de los Trabajadores que trata el proyecto que los días trasladados sean recuperables y no solo compensados como se plantea.

Otra sugerencia fue que los días que deban ser pagados no lo sean al 100%.

Alfonso Chiriboga, representante de la Cámara de Turismo de Atacames, apoya la normativa, pues, según él, ayuda a ordenarse en la planificación.

Indica que después del terremoto la economía en Esmeraldas bajó considerablemente, por lo que tienen problemas en los pagos que deben realizar emprendedores e inversionistas que solicitaron préstamos.

“El proyecto nos reactiva, el feriado de noviembre fue excelente, el turismo florece y todos trabajan”, justifica.

 

 

Fuente: El Universo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here