Los presidentes de Venezuela y Colombia acordaron una reapertura progresiva de la frontera tras un cierre de ocho días, informó el ministro de Comunicación venezolano Ernesto Villegas.

La decisión fue tomada luego de una conversación telefónica que sostuvieron el lunes los presidentes Nicolás Maduro de Venezuela y Juan Manuel Santos de Colombia, agregó Villegas en su cuenta de Twitter.

«Ambos presidentes acordaron abrir la frontera de manera progresiva al nivel que ya existía con estricta vigilancia y seguridad», indicó el ministro.

La reapertura progresiva se inició este martes cuando decenas de personas que habitan en localidades fronterizas de Venezuela lograron pasar a pie a Colombia a través de los puentes que comunican ambos países, dijo a The Associated Press el empresario Juan Carlos Coronel, quien reside en el poblado fronterizo de Ureña.

Maduro resolvió el 12 de diciembre el cierre de la frontera con Colombia para combatir el contrabando de papel moneda venezolano hacia el país vecino. La medida también se extendió a la frontera con Brasil, pero el martes fue reabierto el paso en ese punto.

En función de negociaciones realizadas por medio de la Embajada de Brasil en Caracas, junto a la cancillería de Venezuela (…) las autoridades venezolanas liberaron hoy la frontera para el tránsito de peatones», dijo la cancillería brasileña en un comunicado enviado a la AFP.

La carretera que une la ciudad venezolana de Santa Elena de Uairén con la localidad de Pacaraima, del lado brasileño, había sido cerrada la semana pasada para prevenir el contrabando de billetes de 100 bolívares, que el gobierno de Nicolás Maduro había sacado de circulación.

De acuerdo con la prensa local, unos 200 brasileños, en su mayoría turistas, habían sido impedidos de volver a Brasil durante el cierre fronterizo.

Ahora, los brasileños que quieran volver del país caribeño también pueden hacerlo en automóvil, todos los días a las 14 horas, informó la cancillería brasileña en su nota.

Maduro ordenó cerrar las fronteras con Colombia y Brasil el 12 de diciembre, alegando que «mafias» acaparaban papel moneda venezolano en el exterior para atacar a la economía del país, golpeada por una inflación de 475 % según el FMI (Fondo Monetario Internacional) -la más alta del mundo- y una aguda escasez de alimentos básicos y medicinas.

El presidente venezolano había anulado la vigencia del billete de 100, pero dio marcha atrás tras violentas protestas y saqueos el fin de semana, a raíz de falta de efectivo, que dejaron al menos tres muertos. El sábado, prorrogó su vigencia hasta el próximo 2 de enero.

 

 

Fuente: El Universo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here