Dotar de energía segura, limpia y de alta calidad, que permita dejar los apagones en el pasado, ha sido una prioridad para el Gobierno de la Revolución Ciudadana. Por ello, el ministro Coordinador de Sectores Estratégicos, Augusto Espín realizó una visita técnica a la subestación eléctrica “Chorrillos” en Guayaquil, pieza clave para la transmisión y distribución de energía en la provincia y el sur del país.

 

“Chorrillos” recibirá la energía eléctrica que genera la Central Hidroeléctrica Coca Codo Sinclair y la distribuirá en las provincias de Guayas, Los Ríos y El Oro, reduciendo el uso de combustibles fósiles, usados por centrales termo eléctricas. Además, garantizará la provisión del servicio alejando definitivamente los apagones y las variaciones de voltaje que afectaron al país del pasado.

La subestación se construye con un costo de 72 millones de dólares y al momento se encuentra al 90%, por lo cual se estima que entrará en funcionamiento en este trimestre.

 

Para recibir la energía desde Coca Codo Sinclair, la Subestación “Chorrillos” se conecta a través una súper autopista por la que se transporta de manera eficiente la electricidad, este sistema es conocido como “Línea de 500 Kilo-voltios”, una serie de cables de alta tensión que permiten viajar a la energía de manera segura desde el oriente hasta la costa ecuatoriana, a lo largo de 602 kilómetros.

La subestación “Chorrillos” es fundamental para reducir los 500 mil voltios, que llegan desde Coca Codo Sinclair, y transportarlos hasta los hogares, en donde la energía que se usa es de tan solo entre 110 y 220 voltios. Es decir, toma la energía que llega con un alto voltaje y la reduce para que pueda ser usada en cualquier lugar.

Además de la energía que transmitirá, “Chorrillos” es altamente positiva para el país pues ha generado más de 300 empleos. Actualmente se encuentran realizando los trabajos de montaje de los pórticos de las estructuras metálicas de las columnas, para los equipos; se encuentra colocando los soportes de los para-rayos y el cableado aéreo, entre otros trabajos.

En el futuro cercano “Chorrillos” permitirá la interconexión con Perú y Chile, países a los cuales se espera vender energía, logrando así un anhelo del Estado Ecuatoriano: exportar energía y consolidar un mercado regional.

 

 

Fuente: Al Día | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here