Con una especie de pala plástica un trabajador va llenando un tacho con pescados carita, ante el pedido de Luis Quilumbe, cliente y dueño de un restaurante, que como muchos llegan cada noche a vivir el incesante comercio que mantienen el mercado de mayoristas de mariscos Caraguay, en el barrio Cuba, en el sur de la ciudad.

Allí, al llegar la noche, más de cincuenta comerciantes en estos días promocionan una variedad de mariscos que dependiendo de la captura se mantiene en alza o baja.

En una silla, Amalia Freire oferta la corvina por $1,20, carita a $ 0,80, pámpano a $ 0,60 y huayaipe por $ 1. “Esto sube y baja como ascensor”, dice la comerciante, que asegura la corvina ha subido su precio que normalmente se expende en $0,90.

En otro puesto cercano, la libra de albacora ha bajado con referencia a las últimas semanas en que se cotizaba en $ 1,40, dice Ángel Martínez.

“Ya ha bajado ahora está en $1,15”, cuenta el comerciante que con sus ayudantes filetea lo despachado en fundas.

Él asegura que las ventas son de 8 a 10 quintales muy por debajo de lo que se hacía hace más de cinco años.

En otros puestos cercanos, se venden gallinazo ($ 0,60), corvina negra (0,70), corvina amarilla ($ 1,80), carita ($ 1), dorado ($ 1,50). En una especie de piscina llena de pescados, Gabino Carrasco tiene picuda ($ 0,70) y bombona ($ 0,50). “Pese al precio la gente lleva”, añade.

En otro puesto de ese mercado, el camarón mantiene su precio. Un comerciante de mariscos asegura que el precio está en $ 1,25 la libra.

Los comerciantes de cangrejo tienen ventas regulares y auguran un repunte antes del periodo de veda en marzo.

Raúl Zambrano, que expende este crustáceo, tiene el atado de 12 unidades entre $ 10 y $ 12 y la plancha (48 unidades) de $35 a $ 40.

“Ojalá en carnaval suba la venta, ahora la gente anda gastada por fin de año”, dice el comerciante mientras espera a los clientes.

 

 

Fuente: El Universo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here