La población mundial continua en un constante crecimiento, en la actualidad se estima que es de 7.500 millones de habitantes y se proyecta que para el 2050 será de 9.725 millones, lo que generará, según la FAO, un requerimiento de alrededor de un 60% más de proteína de origen animal (leche, carne y huevos) para satisfacer la demanda mundial.

Pero al mismo tiempo, los recursos para producir más alimentos disminuyen, sobre todo en Asia y Europa en lo relacionado con las fuentes de agua disponibles. Ante esta situación, Latinoamérica tiene una oportunidad de convertirse en el proveedor de proteína de origen animal para el mundo, considerando que todavía cuenta con los recursos naturales necesarios y que las producciones de pollo, huevos, carne de cerdo, bovinos, leche y subproductos se han desarrollado aplicando buenas prácticas de producción y aportando a la seguridad alimentaria de sus respectivos países.

Con este antecedente y con el propósito de constituir una voz que promueva el valor de la proteína animal y permita proveer a las personas los nutrientes necesarios para seguirse desarrollando, respetando el medio ambiente y posicionando a América Latina como la principal fuente de proteína animal de alta calidad para el mundo, se conformó en el 2015 el Consejo Latinoamericano de Proteína Animal COLAPA, que lo integran gremios y empresas del sector pecuario de México, Argentina, Colombia, Costa Rica, Brasil y Ecuador.

El Capítulo Ecuador está constituido por la Asociación de Ganaderos del Litoral y Galápagos AGLYG, la Asociación de Ganaderos de la Sierra y Oriente AGSO, Asociación Holstein Friesian del Ecuador, Centro de la Industria Láctea CIL, Corporación Nacional de Avicultores CONAVE, Asociación de Porcicultores ASPE y la empresa Pronaca.

Con base en esta estructura organizativa se están definiendo acciones que involucrarán a los sectores público, academia, empresas, gremios productivos, médicos y otros actores para difundir los beneficios de la proteína animal en la alimentación humana que influye en un mejor desarrollo cerebral, muscular y en la capacidad neuromotora.

Por otra parte, es conveniente para el país que los sectores productivos de proteína animal incrementen el consumo percápita y continúen contribuyendo en la generación de empleo y aporte al producto interno bruto de una manera significativa y se preparen para abrir mercados de exportación a futuro observando prácticas para el uso responsable de antibióticos bajo la iniciativa ONE HELTH de producir animales saludables para personas saludables y un planeta saludable.

Autor:

Ing. José Orellana J.

Director Ejecutivo ASPE

 

1 Comentario

  1. Atrevida ignorancia, el planeta no puede seguir sustentando el costo de la agricultura animal. Mientras sigamos con esta errada perspectiva de comercio, estamos destinados al sub desarrollo y la miseria. Por favor, informarse en la red acerca del terrible efecto colateral de la agricultura animal, ver documental #cowspiracy. Saludos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here