Durante la segunda semana de marzo, fueron cosechados los primeros frutos de los 13 cultivares de banano que fueron desarrollados y/o protegidos por la Unidad de Fruticultura de la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria – Embrapa, dependiente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento, y que se están probando en Tanzania, Uganda y Nigeria desde finales de 2014.

La cosecha es parte del proyecto aprobado en la plataforma África-Brasil en 2013 y tiene como objetivo fomentar el desarrollo de los países africanos a través de apoyo técnico y científico de Embrapa y contribuir a la seguridad alimentaria en África.

“De acuerdo a los informes de los investigadores responsables de los análisis en Uganda, en este primer ciclo nuestros cultivares mostraron un buen desarrollo agronómico y la aceptación sensorial primaria, especialmente en las variedades BRS princesa, BRS Platina, BRS Victoria, BRS Japira y BRS Pacovan Ken.

También se hizo hincapié a la resistencia a las enfermedades, especialmente la Sigatoka negra y el marchitamiento por el hongo Fusarium, presentes en alta intensidad en el campo de experimentos”, dijo el líder del Programa de Mejoramiento Genético de bananos y plátanos de Embrapa, Edson Perito Amorim.

“La sigatoka negra es el más grave problema de las plantaciones de banano del mundo y la enfermedad del Mal de Panamá (o el hongo Fusarium) es endémico en todas las regiones del mundo bananicultoras. Además de ser resistentes, las variedades brasileñas son rústicas, lo que facilita el cultivo en zonas donde el uso de la tecnología todavía es incipiente, como en la mayoría de los países africanos.

El trabajo de validación se lleva a cabo por el Instituto Internacional de Agricultura Tropical (IITA) y la Organización Nacional de Investigación Agrícola (NARO), cuyos técnicos también informaron a Embrapa que los cultivares locales, susceptibles a la enfermedad, han sucumbido y no produjeron frutos – en especial el cultivar Sukali Ndizi, un tipo de banana muy consumida en la región Grandes Lagos de África, donde está Uganda.

Esta es la primera iniciativa de Embrapa para expandir la adopción de sus cultivares de banano en el extranjero.

“Estos son resultados preliminares. Para una recomendación internacional – lo que sería una hazaña sin precedentes – se debe esperar al menos tres ciclos de producción y llevar a cabo una aceptación comercial más detallada, como ya se ha planeado con equipos de Naro y el IITA. Estamos trabajando con tres escenarios completamente diferentes, incluyendo la preferencia de los consumidores, y es probable que se produzca recomendaciones por país “, dijo Amorim.

Por el contrario, el IITA envió a Brasil cultivares de plátanos (bananos tipo Tierra) resistente a la sigatoka negra desarrollados por su programa de mejoramiento y están en el proceso de la multiplicación in vitro en el laboratorio de cultivos de Embrapa.

La perspectiva es instalar, a principios de 2018 las primeras unidades de referencia tecnológicos (urts) en los principales centros de producción de plátanos en Brasil.

“Como la  Sigatoka negra es la principal enfermedad que afecta a los cultivos en el país, especialmente en las regiones Norte y Centro-Oeste de Brasil, y teniendo en cuenta la identificación, en 2015, los primeros brotes de patógenos en los estados de Bahía y Espírito Santo [ principales productores de plátanos], los genotipos resistentes tienen el potencial para mitigar los efectos de la enfermedad en las regiones afectadas”, el investigador espera.

Fuente: Portal Fruticola | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here