Investigadores de los centros tecnológicos AIDO, AIMPLAS y AINIA trabajan desde hace un año en el desarrollo de un nuevo material plástico para fabricar anteojos totalmente biodegradables a partir de los residuos agroalimentarios de la industria de los zumos y frutas.

El material bioplástico resultante del proyecto, que parte de la fermentación microbiana de los subproductos cítricos generados por la industria de zumos de frutas, también podrá adaptarse para su utilización en otras industrias, como las del envase y el embalaje o la automoción, ha explicado hoy el Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS) en un comunicado.

La investigación forma parte del proyecto OPTOBIO, que busca dar uso a los residuos de la industria agroalimentaria para reducir su impacto y también desarrollar un nuevo material que permita fabricar productos óptico-oftálmicos sostenibles.

La fabricación de monturas y lentes totalmente biodegradables gracias al desarrollo del nuevo material facilitará la gestión de las mismas como residuo una vez acabada su vida útil, apunta el comunicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here