Con la gestión de la ministra de Agricultura, Dra. Vanessa Cordero Ahiman, el Ministerio de Finanzas asignó a la Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA-EP) los recursos que garantizan la liquidez necesaria para que la empresa pública continúe con la compra de la gramínea de manera normal.

Los beneficiarios directos serán los pequeños productores, es decir, propietarios de hasta 10 hectáreas del cultivo y que cumplan con los parámetros establecidos. Según los requisitos, la saca de 200 libras de arroz, con el 20% de humedad y 5% de impurezas, tiene un precio mínimo de sustentación de 35,50 dólares.

Ese será el valor que la UNA-EP pagará a los productores de arroz, que se acerquen a vender la gramínea en sus centros de comercialización. De esta manera se reactivará la adquisición del producto, con lo que se regulará el precio en el mercado. Además la ministra Cordero insta a la ciudadanía, particularmente a los productores a denunciar el irrespeto a los precios.

Durante los últimos días, la Ministra Cordero ha llevado adelante una serie de acercamientos con distintas instituciones, Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (SENAE), Ministerio del Interior, Ministerio de Defensa, y Servicio de Rentas Internas (SRI), con el propósito de articular acciones concretas que permitan mejorar las condiciones de los productores de arroz. Entre estas acciones se prevé la implementación de fuertes controles de las fronteras norte y sur para eliminar el contrabando de arroz y otros productos agrícolas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here