La industria mundial de las patatas, incluidos los productos de patata, tuvo un valor de más de 11.000 millones de euros en 2016. En todo el mundo, los Países Bajos son el principal exportador, valorada en 2.400 millones de euros el año pasado. Bélgica ocupa el segundo lugar con un valor de exportación de 1.900 millones de euros en 2016. En cuanto al valor, los productos congelados de patata van en la cabeza, y siguen creciendo considerablemente cada año. En 2016, era de seis mil millones de euros, lo que significa que se ha producido un aumento de más del 10% en comparación con 2015. En cuanto al volumen, el mercado mundial de productos de patata también sigue mostrando un crecimiento favorable cada año. En 2016, 7,4 millones de toneladas fueron comercializadas a nivel mundial.
El comercio de patatas para el consumo sólo crece fuera de Europa
El comercio mundial de patatas para el consumo sigue creciendo también, pero visto en un período de diez años, el aumento se está estabilizando. En 2016, 10,5 millones de toneladas de patatas para el consumo fueron comercializadas internacionalmente. En comparación con diez años antes, esto es aproximadamente 1,5 millones de toneladas más. En el comercio mundial de patatas de siembra esto también se viene contemplando durante un período más largo, aunque en menor medida.
Los Países Bajos son líderes en el mercado, con una cuota del 60%. No es fácil averiguar cuántas patatas se producen a nivel mundial. La FAO dice que hay una producción anual de aproximadamente 400 millones de toneladas. Teniendo en cuenta que hay un buen número de horticultores aficionados que cultivan patatas, el número podría ser mucho mayor. Las patatas se cultivan en todo el mundo. China es con diferencia el país más importante, seguido por la India, y luego por Rusia y Ucrania. Los Países Bajos ocupan el décimo lugar en la lista de la FAO, con una producción de 6,7 millones de toneladas en 2016. Esto consistió en 3,3 millones de toneladas de patatas de consumo, 1,5 millones de patatas de siembra y 1,9 millones de toneladas de patatas de fécula.
En el mercado de los productos congelados de patata, Bélgica y los Países Bajos juegan el papel más relevante. Con una cuota de 28 y 24%, respectivamente, representan más de la mitad del total. Para Bélgica, Francia es el mercado de ventas más importante, y para los Países Bajos, es el Reino Unido. Los Estados Unidos y Canadá son los números tres y cuatro. Estados Unidos abastece principalmente a Japón, México y China. La exportación de Canadá se centra prácticamente en los Estados Unidos.
Los mayores flujos comerciales permanecen en Europa
Un 60% de la exportación mundial de patatas de consumo (tanto para el mercado fresco como para la industria) tienen lugar entre los países de la UE. Visto en un período de diez años, hay cierta variación de un año a otro, pero la tendencia es que el comercio se ha mantenido bastante estable en un nivel de alrededor de 5,9 millones de toneladas. La exportación de otros países ha crecido en esos diez años, de 3,2 a 4,7 millones de toneladas. Especialmente los países de Asia Meridional y Oriental han empezado a exportar más patatas de consumo; pasando de 0,58 millones de toneladas en 2006 a más de un millón de toneladas. Ese comercio ocurre principalmente entre los países de esta región. Lo mismo pasa con Norteamérica. Las exportaciones de los países africanos mostraron el mayor crecimiento relativo en los últimos diez años. Esta situación está marcada sobre todo por Egipto. La exportación de este país fluctúa de un año a otro, pero se puede apreciar un crecimiento considerable en función de las tendencias.
El comercio mutuo entre varios países a menudo muestra cifras bastante diferentes. La exportación del país A al país B muestra una cifra diferente de la importación en el país B del país A. Sobre la base de cifras de importación de todos los países, el comercio mutuo de los países de la UE juega un papel aún mayor que con la exportación. Los cinco principales países importadores de patatas de consumo son los países de la UE. Bélgica y los Países Bajos son, con mucha diferencia, los dos más importantes, y es notable que una gran parte afecta al comercio mutuo. España, Italia y Alemania son los otros tres países entre los cinco primeros.
Además de la producción propia, los Países Bajos importan muchas patatas de consumo fresco. A escala mundial, los Países Bajos son incluso el segundo importador, justo después de Bélgica. En 2016, se importaron 1,7 millones de toneladas. La enorme importación de patatas de Alemania es muy notoria, en 2016, la cantidad alcanzaba hasta un millón de toneladas. La exportación alemana de patatas depende en gran medida del mercado neerlandés, ya que la mitad de las exportaciones alemanas se centran en los Países Bajos. Por otra parte, de la importación neerlandesa de patatas de consumo, tres cuartas partes proviene de Alemania.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here