«Hasta la semana 9, los embarques de uvas de mesa chilenas en todo el mundo fueron un 24% menores que en la temporada anterior», dice Mark Greenberg, CEO de Capespan Norteamérica. Los embarques a la costa este de los Estados Unidos tan solo son un 21,9% menores que en la temporada pasada, mientras que los dirigidos a Europa y Asia son considerablemente inferiores. «Pese a que el mercado estadounidense de la uva de mesa se ha mantenido débil, las problemáticas condiciones a las que muchos viticultores chilenos se han enfrentado hacen que el mercado más cercano y más accesible para Chile sea su mejor alternativa».
Las Flame han caído en desgracia
Desde la semana 8, los embarques de Flame a la costa este y a la costa oeste de los Estados Unidos han descendido drásticamente y las últimas Flame llegarán en la semana 11, algunas rezagadas en la semana 12. «Los destinatarios y sus clientes estarán contentos de ver que se acaba este duro viaje para una variedad sensible que ha caído en desgracia tan rápidamente», comenta Greenberg.
La cosecha en el Valle Central de Chile continúa con Crimson y un número mayor de nuevas variedades. Tal vez, lo más importante sea que las 22.000 toneladas de Thompson Seedless (aprox. 2,7 millones de cajas) han aumentado en otras 5.000 toneladas de Sugraones (aprox. 610.000 cajas) que se han embarcado para la costa este en las tres últimas semanas. Estos volúmenes comenzaron a llegar al mercado de destino en la semana 10 y continuarán haciéndolo hasta el inicio de la Marketing Order para uvas de mesa.
Presión de las uvas Thompson
Si bien las llegadas de uvas peruanas y sudafricanas sin semillas están disminuyendo, las chilenas van en aumento. El déficit del 27% con respecto a las llegadas del año pasado caerá a un 20% en la semana 11 y seguirá haciéndolo mientras avance la cosecha en el Valle Central de Chile. La mayor presión inmediata que se notará en el mercado provendrá de las uvas blancas sin semillas, pues las llegadas de Thompson a la costa este de los Estados Unidos probablemente alcanzará el millón de cajas semanales en las tres próximas semanas, antes de que los volúmenes comiencen a menguar.
Por supuesto, la llegada de volumen solo es una parte de la historia. Está también el problema de la gestión de los stocks existentes. Hay varios destinatarios en el mercado con inventarios más abundantes de lo que sería deseable. Mientras que la actividad en el mercado ha mejorado en las últimas semanas, los inventarios han seguido aumentando.
Por último, la pasada semana, se presentó en el momento menos oportuno una tormenta de nieve que afectó al litoral noreste de los Estados Unidos, desde Virginia hasta Maine, y que entorpeció las operaciones en el río Delaware el miércoles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here