Cada vez más personas consumen mango debido a su aspecto atractivo y a su sabor dulce. El mango se consume de muchas formas, ya sea fresco o congelado, y se utiliza para hacer smoothies, yogures, mermeladas y jaleas con el fin de satisfacer la creciente demanda de un mercado mundial que presta atención a la salud.

«Pese a que los mangos se consumen principalmente frescos en los países que los producen, se ha producido un enorme aumento de las exportaciones de mangos sometidos al proceso de congelación rápida de manera individual (IQF) a países no productores», dice Cleshawn Montague, de OctoFrost. «Estos nuevos mercados demandan mangos IQF de calidad alta que conserven todos sus atributos naturales: aspecto, textura y sabor. El creciente mercado del mango congelado demanda mangos de calidad premium todo el año y la única manera de conseguirlo es mediante el proceso de congelación rápida individual».

«No es ningún secreto que los productores de mango tienden a descartar en torno a la mitad de la cosecha de la temporada. Los motivos van desde un aspecto insatisfactorio hasta el transporte o  el almacenamiento. Sin embargo, la mejor manera de evitar pérdidas en los periodos críticos de máxima cosecha es congelar con el sistema IQF el producto que resulte menos atractivo y las variedades imperfectas que no se pueden vender en fresco. Si ponemos en práctica este concepto, se puede ofrecer un producto premium todo el año, ya sea fresco o congelado. Hay que recordar que hasta la más mínima reducción del desperdicio puede ser muy ventajosa para los resultados finales».

Los consumidores tienen la idea equivocada de que la fruta congelada no es tan beneficiosa como la fresca, y que la fruta congelada tiene conservantes. Por eso, el mango fresco seguirá siendo el mayor competidor del congelado. En realidad, el mango IQF a menudo es más fresco que el que no se ha sometido a ese proceso, pues los que se venden frescos se cosechan cuando aún están verdes y maduran de camino a los supermercados. La fruta IQF se cosecha una vez madura y contiene la máxima cantidad de nutrientes. Entonces, ¿cómo asegurarse de que el mango IQF sea de la mejor calidad posible?

Requisitos para un mango IQF de calidad premium

«Lo que parece más complicado de los mangos IQF es separar el producto y que tenga un aspecto similar al de su contraparte fresco una vez descongelado», explica Cleshawn. «Para conseguir el mejor resultado, es fundamental utilizar unos equipos avanzados tecnológicamente y que además sean eficientes durante el proceso. OctoFrost ha desarrollado una tecnología IQF que es una de las maneras más innovadoras de procesar todo tipo de frutas tropicales, en especial productos blandos y pegajosos como el mango».

Según OctoFrost, el mango IQF tiene que conservar las siguientes características:

  • Aspecto natural y color uniforme característicos del tipo y de la variedad.
  • Carecer de sabores y olores extraños.
  • Forma y tamaño uniformes de los trozos congelados.
  • Textura óptima una vez descongelado.
  • Trozos perfectamente separados.

«El equipo OctoFrost ha desarrollado un par de consejos y trucos esenciales para el procesamiento IQF de las frutas tropicales. «La ventaja del túnel de congelación IQF de OctoFrost es que lo hemos diseñado hasta con cinco zonas de congelación que congelan rápidamente la superficie de los trozos de fruta. Así se evita cualquier deshidratación y la formación de grumos. Además, la aerodinámica y el movimiento de las bandejas garantizan que no queden marcas de la cinta transportadora en la superficie de producto, ni que se dañen los bordes del producto», añade Cleshawn.

Soluciones llave en mano para una línea procesadora IQF completa
«OctoFrost ofrece una línea IQF completa y soluciones llave en mano, lo cual brinda a los procesadores la ventaja de contar con los equipos más eficientes y un solo proveedor para toda la línea. La ventaja de tener una línea IQF de OctoFrost completa, que incluye un enfriador IF, un túnel de congelación IQF y muchos otros equipos intermedios necesarios para el procesador, se puede resumir en tres aspectos principales: una conexión optimizada entre el equipo de procesamiento, un tamaño armonizado de todos los componentes que garantiza una eficiencia energética óptima y un producto final premium, y por último, un solo proveedor responsable del servicio técnico y de la atención», concluye Cleshawn.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here