Argentina ha comenzado su temporada de exportación de arándanos, aunque en el presente año ha presentado un retraso de entre 2 y 3 semanas respecto a la temporada pasada. Este atraso se debe principalmente a las bajas temperaturas que se han registrado en todas las zonas de producción.

Debido a estos factores y según publica el Argentinean Blueberry Committee en su boletín periódico, la proyección de Argentina en la semana 42 rondará las 17.000 toneladas, de las cuales 14.500 serán convencionales y 2.500 orgánicas. La producción se enfocará en el crecimiento de arándanos orgánicos, que se estima que puede llegar al 16% del total.

La tasa de envíos marítimos volverá a batir records para esta industria, ya que se estima en un 35%. A pesar de que estos arándanos tendrán diversos destinos, su principal mercado sigue siendo Estados Unidos, tanto por vía marítima como aérea, aunque también sobresalen otros destinos como Reino Unido, Canadá y los Países Bajos.

Argentina apostará por fruta de calidad y sabor distintivo durante su periodo de exportaciones, que se prolongaría hasta finales de noviembre. Entre las particularidades de los arándanos tucumanos pueden destacarse su textura y sabor, superiores a los de sus competidores. Además, la producción cuenta con una ventaja, ya que suelen ser primicia en el mercado mundial debido a la época de cosecha.

Para más información, haga clic aquí para ver los reportes. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here