Lo más duro ya pasó”, dice José Luis Guijarro, gerente de Obra Civil de la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito (Epmmq), cuando se refiere al avance de la obra que está en 77%. La mayor parte de ese porcentaje incorpora a la obra civil que se ha realizado desde noviembre de 2015, cuando empezó el proyecto.

Actualmente, 14 de las 15 paradas que conforman la línea 1 del Metro están terminadas, pero solo en lo que se conoce como “obra gris”. La única que queda pendiente es la estación de La Pradera, en la que faltan algunos detalles.

En el total de la construcción también se incluye el montaje de los rieles por los que circularán los trenes. De los 45 kilómetros de vía simple, hasta ahora se han colocado 15,5 kilómetros y según Guijarro, las dos terceras partes que faltan por armar son parte del porcentaje restante de toda la obra.

Los túneles que se excavaron con las tres tuneladoras están 100% terminados y lo único que faltaría en las paradas son los acabados, las instalaciones y otros detalles que ya están empezando a realizarse en algunas de ellas. El gerente afirma que a mediados del próximo año ya se podrán ver algunas de las paradas completas y listas para su uso.

Todos los trabajos que faltan se harán bajo tierra y ya no habrá grandes bloqueos de calles y avenidas como en el inicio de la construcción. Estos son los detalles que faltan en cada una de las paradas, explicadas por Guijarro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here