Se trata de una herramienta que desarrolla el Centro de Investigación e Innovación de Concha y Toro para reducir los costos de producción de la viña a través del análisis de datos recopilados y gracias a la predicción de eventos y alertas tempranas.

En su Centro de Investigación e Innovación (CII) ubicado en Talca, Chile, la empresa Concha y Toro lleva adelante el desarrollo de un programa estratégico para crear la primera plataforma de gestión de calidad de vinos a nivel mundial.

Se trata de un proyecto que lidera José Cuevas, ingeniero químico a cargo del Programa de Vitivinicultura Inteligente, que apunta a reducir los costos de producción de la viña a través del análisis de datos recopilados y gracias a la predicción de eventos y alertas tempranas.

“Desarrollamos modelos basados en algoritmos de inteligencia artificial, es decir, aplicamos la matemática que hay detrás de la inteligencia artificial para generar modelos que nos permitan predecir eventos en el campo, en la bodega”, le contó Cuevas a Infocampo en el marco de una visita al CII.

Así, mediante la plataforma, el usuario podrá ingresar datos de forma manual o automática, por ejemplo mediante sensores, que posibilitan identificar temperaturas, densidad, entre otros aspectos.

“La idea es que el enólogo pueda visualizar la información y acceder a datos químicos que le permitan saber cómo va a salir el vino, en materia de características sensoriales”, señaló, al tiempo que aclaró que la herramienta recopila datos históricos y actuales.

En tanto, Cuevas y su equipo trabajan también en el uso de drones para capturar información y procesarla para saber cómo será la vendimia.

“El programa responde a esa tendencia en todo el sector agropecuario, no solo en vitivinicultura. El uso de big data e inteligencia artificial es cada vez más grande”, reflexionó.

Si bien ya funciona en forma privada en el CII, próximamente se dará a conocer, aunque solamente podrá utilizarse en Concha y Toro, dado que la información que se recopiló pertenece a la zona. De hecho, planean utilizar una versión optimizada para Cabernet Sauvignon.

“La relación entre la composición de las uvas y el vino y su calidad es un tema fundamental y aplicado. La correcta valoración de la calidad de las uvas y el vino permitirá tomar mejores decisiones técnicas en el viñedo y la bodega, así como optimizar la categorización de las uvas”, resaltaron desde el Centro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here