El peritaje caligráfico reveló este viernes que la firma de Diego Maradona utilizada para solicitar su historia clínica a un sanatorio privado, durante septiembre de 2020, fue falsificada, por lo que la situación procesal del médico neurocirujano Leopoldo Luque que lo atendía quedó aún más comprometida, informaron fuentes judiciales.

Este procedimiento fue realizado por expertos de la Asesoría Pericial de San Isidro y las recientes conclusiones fueron entregadas en últimas horas al equipo de fiscales que investiga la situación en que falleció el Diez, el 25 de noviembre en una casa del barrio San Andrés, del complejo Villanueva, en Tigre, publica diario AS de España.

El estudio fue encargado por los fiscales para determinar la originalidad en las firmas y trazos que aparecieron en tres hojas secuestradas en la casa del médico Luque, cuando fue allanada el pasado 29 de noviembre.

Uno de esos documentos era una solicitud de entrega de la historia clínica de Maradona, dirigida a la Jefatura Archivo de la Clínica Olivos, y al pie figuraba la firma del astro.

Los investigadores sospechaban firmemente que esa firma como las otras dos que figuraban en hojas que fueron secuestradas, donde figuraban ‘garabatos’, se hicieron mientras practicaban las firmas, dando a sospechar la falsificación de la firma de Maradona, por lo tanto, fue un pedido sin el consentimiento de Pelusa.

Ante esto, el equipo de fiscales de la Fiscalía General de San Isidro analiza si imputan a Luque por el delito de “uso de documento privado adulterado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here