Cambiar la política, reducir la carga arancelaria, digitalizar los trámites, destinar recursos para la investigación agrícola, son algunas de las acciones que Ecuador presentó en la III Reunión Hemisférica de Ministros y Secretarios de Agricultura de las Américas, organizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), para la reactivación de los sistemas agroalimentarios a fin de mantener abastecidos los mercados.

“La rueda de generar mayor productividad no podía parar y ante ello hemos reducido la carga arancelaria para la importación de herramientas y equipos agrícolas al país”, dijo Robert Córdova, subsecretario de Comercialización Agropecuaria, del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Mencionó que también se presentó las políticas públicas agropecuarias hasta 2030, así como se digitalizó todos los trámites documentales que se generaban en el MAG. A esto se sumó la decisión del Presidente de la República, Lenín Moreno Garcés, que mediante decreto ejecutivo estableció como mandatorio destinar el 1% del Producto Interno Bruto a la investigación agrícola en Ecuador.

Córdova, quien intervino en representación del Ministro Xavier Lazo Guerrero, agregó que también se ejecutan programas, “totalmente funcionales”, como el de Súper Mujer Rural que asegura el acceso a capacitación y a financiamiento en condiciones diferenciadas para el desarrollo de las mujeres en el campo.

También se estableció un programa de subsidios focalizados para las tasas de interés de acceso a riego y genética en la producción agrícola, y se implementó una serie de mecanismos que se convierten en nuevos sitios de mercadeo para los productos: tiendas virtuales, agrotiendas, corredores logísticos.

En la III Reunión Hemisférica también se realizó un diagnóstico de la situación actual de los sistemas agroalimentarios, con especial énfasis en los pequeños productores, los más expuestos a los efectos de la crisis, además de que se efectuó un mapeo de experiencias exitosas y lecciones aprendidas, para la recuperación y transformación de los sistemas agroalimentarios.

En ese sentido, Córdova recordó que para mantener abastecidos los mercados y permitir que los productores vendan sus productos durante la pandemia, en Ecuador se fortalecieron los circuitos alternativos, se activaron corredores logísticos, y se aprovechó la tecnología de la información para tener nuevas herramientas de comercialización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here