Vista de vehículos que hacen fila para aprovisionarse de combustible en Venezuela (EFE/Miguel Gutiérrez/Archivo)

El presidente de la Federación de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), Armando Chacín, alertó que la escasez de combustible pone en riesgo la seguridad alimentaria en Venezuela.

En diálogo con Fedecámaras Radio, afirmó que el régimen de Nicolás Maduro no está asignando los cupos en las estaciones de servicio que le corresponden al sector y que se vieron obligados a acudir al mercado negro para garantizar la operatividad de sus maquinarias agrícolas y generadores de electricidad. Además, subrayó que los precios van desde 1 dólar a 3 dólares por litro de diésel.

“Los alimentos más económicos que hay en Latinoamérica, inclusive más económico que en Haití, los hay en Venezuela. Un kilo de carne en pie aquí cuesta 1 dólar contra 2 dólares que está en el extranjero. Quiere decir que nuestras estructuras de costo no soportan los precios del diésel y la gasolina”, remarcó.

Y agregó: “Vemos con mucha preocupación que no hay ninguna autoridad que nos aclare y la preocupación es que sabemos lo que está pasando en el campo, no se están produciendo los alimentos necesarios”.

A fines de abril, los principales gremios del agro, las industrias manufactureras y el sector comercial de Venezuela habían advertido que la escasez de combustible que sufre el país pone en riesgo el nuevo ciclo de siembras y, por tanto, la seguridad alimentaria de la población.

“En apenas 15 días, se iniciará un nuevo ciclo de siembras, el más importante del año, y si ese proceso no se lleva a cabo por la falta de combustible, será imposible producir los alimentos que los venezolanos pondrán en su plato”, dijeron Fedeagro, Conindustria y Consecomercio, en comunicado conjunto.

Peligra nuestra seguridad alimentaria”, insistieron, al tiempo que apuntaron que el gasóleo “mueve el país” y es, “sin duda alguna, uno de los elementos más importantes de toda la cadena productiva”.

Por ello, pidieron al régimen venezolano solucionar “en el menor tiempo posible y definitivamente” el desabastecimiento de gasóleo, al señalar que solo “el Estado tiene la capacidad y los recursos necesarios para solventar la inminente crisis que se avecina”.

El dictador venezolano, Nicolás Maduro, propuso un plan de emergencia para regularizar el suministro de gasóleo al sector agroindustrial, en un plazo de 60 días, y puso al frente de este a sus ministros de Petróleo y Producción Agrícola, Tareck El Aissami y Wilmar Castro, respectivamente.

De acuerdo con el mandatario, este plan, del que no se conocen mayores detalles, permitirá que el país avance “hacia una agroeconomía poderosa”.

Venezuela atraviesa desde hace meses por una escasez de combustibles que acabó con el histórico subsidio que hacía de la gasolina y el gasóleo en este país los más baratos del mundo y que mantiene a miles de conductores, especialmente en las regiones del interior, formados en largas filas para repostar.

El régimen venezolano achaca la escasez a problemas para refinar petróleo causados por las sanciones de Estados Unidos contra su industria. Pero la oposición apunta que son la corrupción y la mala gestión las causas reales de la escasez de combustibles en Venezuela, un país que cuenta con una de las mayores reservas de petróleo del mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here