Existen los adictos al chocolate que suelen comer sin moderación, pero después llegan los remordimientos. Ahora te presentamos una fruta con sabor chocolate que tiene vitaminas, no muchas calorías y podrás comerla a diario.

Se llama zapote negro, una fruta tropical con forma de caqui, aunque es verde por fuera, de color chocolate por dentro y de textura parecida al chocolate fundido.

Proviene de un árbol llamado Diospyros nigra, emparentado con el ébano, del que se extrae una valiosa madera oscura como el tizón.

Puede encontrarse en estado salvaje desde México hasta Ecuador, donde se la come cruda o en distintas elaboraciones dulces, como helados, tartas, flanes, puddings y panes. De forma más reciente, también ha empezado a cultivarse en otros climas cálidos: Florida, Australia, Filipinas, República Dominicana, Cuba y Hawaii son algunos de los territorios donde ya es posible comer zapote negro.

Tiene un perfil nutricional muy distinto al del chocolate: tiene menos calorías, unas 45 frente a las 500 que aportan unos 100 gramos de chocolate, y también contiene más vitamina C que una naranja una buena dosis de vitamina A. En los países de los que es oriundo, se usa en la medicina popular para combatir el insomnio, curar trastornos respiratorios y problemas cutáneos, así como para reforzar la vista, mejorar la energía y laxante.

Es importante consumirla cuando está madura, ya que de lo contrario puede ser algo irritante para el estómago. Lo sabremos porque su textura es más blanda y el color verde brillante se va tornando más amarillento.

No confundirse con otros zapotes de Centroamérica, como el zapote verde, el chicozapote o el mamey, que realmente provienen de la familia de las zapotáceas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here