Se prevé que la situación de más demanda que oferta de las berenjenas de Florida durará al menos hasta marzo. Las lluvias constantes durante la mayor parte del invierno han limitado las plantaciones, y los problemas de calidad causados por los fuertes vientos también han hecho mella en el cultivo de Florida de este año.
«Con la caída de las flores y las cicatrices causadas por el viento, no hay mucho producto que se pueda comercializar ni siquiera como de segunda categoría», declara el vicepresidente de Oakes Farms, Steve Veneziano. «Aunque el tiempo se calme, el daño ya está hecho. Nuestro rendimiento es un 10% de lo habitual en las plantaciones de invierno». Prevé que la situación actual dure al menos seis semanas más, lo que significaría que la escasez actual del producto transcurriría durante todo marzo.
Como se puede esperar de una cosecha ligera, los precios han sido elevados. Veneziano ha visto alcanzar el precio por caja los 26,00 $ para los productos de categoría de lujo, y 16,00 $ para la primera categoría. Se espera que la temporada dure hasta mayo, pero no se sabe si la producción aumentará y reducirá los precios antes de que termine la temporada.
«Hay mucha incertidumbre sobre cuánto aumentará la producción», comenta Veneziano. «Muchos han replantado sus cultivos después de que las primeras plantaciones no lo lograran, y algunos menos lo han hecho después de que fracasaran las segundas plantaciones. Mucha gente se ha rendido tras el tercer intento. La producción dependerá de cuántos productores decidan seguir plantando, además de las condiciones meteorológicas de finales de febrero».
Fuente: Fresh Plaza  | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here