Es la mejor protección contra muchas enfermedades que se le puede dar al ganado. Por tanto, vacune su ganado de acuerdo con el plan de vacunaciones que tenga la finca o la zona, tomando en consideración la edad del animal.
Maneje adecuada y estrictamente la cadena de frío (refrigeración o termo con hielo para mantener la temperatura adecuada de las vacunas), cuidando de no trasvasar las vacunas a otros recipientes.

Plan básico de vacunación

Ya que el ganado vacuno está expuesto a varias enfermedades, se recomienda un adecuado
manejo del ganado y un plan para prevenir las enfermedades por medio de la aplicación de
vacunas.

No es recomendable aplicar dos tipos diferentes de vacunas a la vez: por ejemplo, no se debe vacunar contra carbón sintomático (carbunco) y aftosa en la misma fecha; es recomendable dejar pasar por lo menos 15 días entre cada aplicación.

Además de las vacunas, existen otras medidas para prevenir enfermedades y garantizar la sanidad animal, tales como:

• Manejo adecuado de pastos.
• Baños antiparasitarios; los parásitos externos transmiten enfermedades al animal.
• Conservación limpia de los recipientes o de los sitios en los que colocan el alimento o pasto
picado y el agua de su ganado.

  • Limpieza diaria de los establos donde duermen los animales y, sobre todo, del lugar donde se ordeñan las vacas; con ello se evita la contaminación de la leche y se previenen infecciones intestinales del ganado.
  • Inyección al ganado sin generar estrés o maltrato, sujetándolo firmemente para evitar inflamaciones en los sitios de aplicación (hinchazones).
  • Toma de muestras de heces para realizar un examen de parasitosis y de rutina, y de sangre para descartar brucelosis y tuberculosis.

Fuente: 

Autor: PROGRAMA REGIONAL ECOBONA /DEPROSUR, EP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here